💥 Envío gratuito a partir de 79€ 💥
04/01/2023

Guía sobre el vómito en perros: causas y soluciones

Bienvenido al mundo del vómito canino. Los perros vomitan por muchas razones, desde comer demasiado hasta marearse por el movimiento, pasando por diversos problemas de salud. En este artículo, vamos a discutir las causas por las que los perros vomitan y qué hacer en estos casos. También te explicaremos cómo reconocer cuándo es el momento de acudir al veterinario y cuándo sólo hay que estar atento. Así que vamos a sumergirnos y aprender más acerca cuando tu perro vomita.

  1. Diferencias entre vomitar y regurgitar
  2. Tipos de vómitos
  3. Causas del vómito en perros
  4. Qué hacer cuando mi perro vomita
  5. El papel de la alimentación en la salud digestiva de los perros

Antes de entrar en el asunto, queremos recordarte que el vómito no es algo normal en los peludos; a pesar de que muchos tutores dan por hecho que el vómito puntual es algo normal. Sin embargo, si lo extrapolamos a personas, el síntoma del vómito se da cuando algo no anda bien, aunque sea de forma ocasional. En ambos casos, no hay que alarmarse, pero sí estar atento por si necesitamos actuar.

Diferencias entre vomitar y regurgitar

En primer lugar, es interesante describir las diferencias entre vómito y regurgitación. De este modo, podremos distinguirlos para dar la información adecuada a nuestro veterinario si fuese necesario. Tanto el vómito como la regurgitación son formas de expulsar el contenido del estómago, pero existen algunas diferencias clave entre ambos.

El vómito es un proceso activo que implica la expulsión del contenido del estómago mediante contracciones enérgicas de los músculos abdominales y el diafragma. Los vómitos suelen ir acompañados de náuseas y pueden desencadenarse por diversas causas, como el mareo, la intoxicación alimentaria y determinados medicamentos.

La regurgitación, por su parte, es un proceso pasivo en el que el contenido del estómago se expulsa sin hacer fuerza. Suele estar causada por una afección como la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) o un esfínter esofágico débil. La regurgitación también puede producirse por comer en exceso o demasiado rápido.

En ambos casos, el contenido del estómago puede contener alimentos, bilis o ácido estomacal. Tanto el vómito como la regurgitación pueden ser desagradables e incómodos, pero el vómito suele requerir más esfuerzo que la regurgitación y puede ser más grave. Mientras que el vómito puede ser signo de una enfermedad grave, la regurgitación suele ser inofensiva.

Tipos de vómitos

Es importante que conozcas los diferentes tipos de vómito que puede padecer tu perro o gato para saber cómo proceder en cada caso. Si tu perro ha estado vomitando recientemente, fíjate si su tipo de vómito coincide con la descripción. 

🔸 Vómito con contenido alimentario

Aquel que por dificultades estomacales no ha conseguido digerir el alimento. Las razones pueden ser por alimento en mal estado, intolerancia, cambio de dieta, entre otras causas. Es importante diferenciarlo de la regurgitación.

🔸 Vómito amarillento

Es el denominado vómito bilioso. Se caracteriza por una tonalidad amarillenta por la secreción biliar. Suele ocurrir cuando el animal pasa demasiadas horas en ayuno. Es más frecuente a primera hora de la mañana o en mitad de la noche.

    🔸 Vómito con espuma blanca

    Este tipo de vómito es bastante común, tiene una tonalidad blanquecina con pequeñas y abundantes burbujitas. Suele ser causa de babeo excesivo asociado a nerviosismo/ansiedad o por acidez de estómago.

      🔸 Vómito con hierba

      ¿Cuántas veces habremos oído que los perros se purgan? ¿Debemos dejarles comer hierba para purgarse? La respuesta es no. La hierba puede irritar la mucosa digestiva aún más de lo que ya está, por eso provoca este tipo de vómito. Además, ese césped puede estar contaminado con pesticidas, pudiendo agravar los síntomas. Entonces, ¿por qué comen los perros césped? Se asocia con problemas estomacales derivados de la acidez de los jugos gástricos. Durante la transición a alimentación natural pueden ocurrir y es uno de los síntomas de desintoxicación más comunes.

      🔸 Vómito sanguinolento

      Un sobreesfuerzo o vómitos muy frecuentes pueden irritar la mucosa del esófago y causar pequeños derrames que convierten el contenido a un color rosáceo o incluso rojizo por la sangre. La presencia de parásitos nematodos (gusanos) también puede ocasionar este tipo de vómito.

        🔸 Vómito transparente

        Asociado a un exceso de babas o por haber ingerido demasiada agua nada más terminar de hacer un esfuerzo físico. Mucho cuidado en estos casos con las torsiones de estómago especialmente si come pienso. Cuando han realizado mucho ejercicio es recomendable dar agua en pequeñas dosis y evitar dar comida nada más terminar el paseo, si este ha sido muy intenso o prolongado.

          🔸 Vómito oscuro y maloliente

          Suelen ser marrones oscuros-negruzcos y con un olor fétido. Asociado a la ingesta de material putrefacto, heces de otros animales u obstrucción intestinal.

            Causas del vómito en perros

            Los vómitos en los perros pueden tener muchas causas, desde problemas digestivos leves hasta afecciones médicas subyacentes más graves. Algunas de las causas comunes de vómitos en perros incluyen indiscreción dietética, alergia dietética o intolerancia, gastroenteritis, pancreatitis, enfermedad renal o hepática, o ingestión de cuerpos extraños. En algunos casos, los vómitos pueden ser un signo de una afección más grave, como un golpe de calor, una intoxicación o una infección parasitaria.

            La indiscreción alimentaria es una de las causas más comunes de vómitos en los perros. Esto ocurre cuando un perro come algo que no le sienta bien, como comer demasiado, comer algo que está en mal estado o que no es para él, o comer algo que le resulta tóxico. Para evitarlo, es importante conocer los alimentos tóxicos para los perros y alimentar al perro con una dieta equilibrada y nutritiva.

            Las alergias o intolerancias alimentarias también pueden provocar vómitos en los perros. Si su perro vomita y sospecha que se trata de una alergia, póngase en contacto con su veterinario para que le haga pruebas y le indique las opciones de tratamiento.

            La gastroenteritis es otra causa frecuente de vómitos en los perros. Se trata de una inflamación del tracto gastrointestinal y puede estar causada por diversos factores, como infecciones, intolerancia alimentaria, estrés o parásitos. El tratamiento dependerá de la causa de la gastroenteritis.

            Listado de razones por las que tu perro o gato puede vomitar:

            • Intolerancias
            • Indigestión
            • Acidez estomacal
            • Ingestión de alimentos en mal estado
            • Cambios de alimentación
            • Ayuno prolongado
            • Fármacos
            • Intoxicaciones
            • Obstrucciones intestinales
            • Torsión de estómago
            • Infecciones bacterianas, virus o parásitos
            • Problemas hepáticos
            • Problemas renales
            • Problemas pancreáticos
            • Tumores o tratamiento de quimioterapia

            Qué hacer cuando mi perro vomita

            Como puedes ver, el vómito es un síntoma bastante poco específico con numerosas causas. Si nuestro peludo vomita de forma puntual y sabemos la causa, siempre que no sea algo grave, podemos observar y esperar a ver su evolución.

            En caso de sospecha de ingestión de un cuerpo extraño, posible tóxico o simplemente no sabemos la gravedad de lo sucedido, es importantísimo que acudamos inmediatamente a nuestro veterinario de confianza para que examine de arriba a abajo a nuestro perro y pueda determinar la causa de ese malestar. Algunas enfermedades también producen vómitos y pueden ser muy graves para el estado de salud de nuestro animal.

            El vómito también puede ser consecuencia de una urgencia veterinaria como es el caso de las intoxicaciones, las obstrucciones o la torsión gástrica. Por eso es muy importante observar a nuestro perro y acudir al veterinario con la mayor brevedad posible.

            El papel de la alimentación en la salud digestiva de los perros

            La dieta BARF consiste en ofrecer a nuestro peludo alimentos frescos crudos. De este modo, los perros y gatos, como carnívoros facultativos y carnívoros estrictos, son capaces de aprovechar todos los nutrientes que aporta la materia prima. Si has estado pensando en cambiar la alimentación de tu perro a dieta BARF, tenemos un pack de iniciación para que sea más sencillo para ti y para tu perro este cambio.  

            La alimentación BARF es la comida más natural para los perros y gatos, ya que no contienen ningún tipo de aditivo ni de conservante artificial que dañe la mucosa digestiva. Gracias al proceso de congelación se consigue mantener el frescor y los nutrientes de los alimentos.

            Gracias a la naturaleza de los alimentos, nuestros peludos mantienen una microbiota intestinal fuerte que repercute directamente en el sistema inmunológico de los animales. Además, con la alimentación natural BARF evitamos intolerancias y alergias provocadas por la desnaturalización de los nutrientes en los productos ultraprocesados como el pienso y las latas húmedas para perros.

            Otro punto importante que aporta la dieta natural BARF es la facilidad para hacer la digestión. El BARF acorta los tiempos de tránsito del alimento evitando la fermentación de los hidratos de carbono y, por consiguiente, la proliferación de bacterias que pueden provocar síntomas digestivos como diarrea, vómitos o malnutrición y síntomas dérmicos como caspa, dermatitis o pelaje pobre.

            Conservar la fisiología digestiva de especies como el perro y el gato solo aportará beneficios a su salud, evitará padecer enfermedades e, incluso, puede llegar a curar o frenar la evolución de muchas patologías. Existen muchas razones para cambiar la alimentación de tu peludo a dieta natural, pero debes ver con tus propios ojos la mejoría de tu peludo. ¿Empezamos? 

            Escrito por Isabel Calzado, veterinaria y nutricionista canina de Natuka

            Whatsapp