💥 Envío gratuito a partir de 79€ 💥
26/07/2022

Cómo detectar un golpe de calor en tu perro y saber actuar

  1. Termorregulación en los perros
  2. Rutinas durante un episodio de ola de calor
  3. Identificar un golpe de calor en perros

Este verano está siendo uno de los más calurosos en los últimos años. Notamos las altas temperaturas de sol a sol y los días de tregua parecen inexistentes. Se están produciendo situaciones de lo más complicadas a causa de la escasez de lluvias que están dejando un panorama desolador. El calor extremo es un desafío tanto para las personas como para la flora y la fauna.

Si tienes mascota, seguramente hayas notado un aumento del jadeo, una disminución de su energía y actividad o una ingesta más alta de agua. Los humanos contamos con uno de los sistemas termorreguladores más eficaces de la naturaleza: el sudor. Sin embargo, los perros delegan casi toda su capacidad de regular su temperatura a la transpiración a través del jadeo. Antes de saber cómo detectar un golpe de calor y qué hacer en esa situación, vamos a explicar cómo regulan los perros la temperatura y qué podemos tener en cuenta para ayudarlos a afrontar el calor.

Termorregulación en los perros

Los perros regulan la temperatura corporal a través del jadeo, principalmente. Sin embargo, hay otras partes de su organismo que también intervienen en la termorregulación, así como elementos externos como el agua y la alimentación. Vamos a ver uno por uno el papel que tienen en la regulación de la temperatura de los perros. 

👅 Jadeo

Es su principal y más eficaz herramienta para regular la temperatura. Los perros braquicéfalos como los bulldogs, los carlinos o los boxers tienen mayor dificultad para refrigerarse adecuadamente. Si tienes un perro braquicéfalo, coge la libretita porque este artículo es para ti.

👂🏽 Orejas

Las orejas son la segunda vía más importante. Los perros con orejas erguidas regulan la temperatura más eficazmente que aquellos que las tienen caídas, especialmente aquellos con grandes y pesadas orejas como cockers y basset hounds.

🐕 Manto

El pelo y sus diversas capas (los que las tienen) ayudan a conservar la temperatura, tanto en invierno como en verano. Por esa razón, no conviene esquilarlos y dejarles la piel a la vista, ya que pierden su manto termoregulador y pueden producirse quemaduras por la exposición directa con el sol. Hay algunos tipos de pelaje que deben seguir unas rutinas de corte, para que la piel y su sistema termoregulador estén en las mejores condiciones. Consulta siempre con tu veterinario y acude a peluquerías con profesionalidad que sepan bien lo que hacen. Ten en cuenta que pasarse de la raya con el corte es un flaco favor para la salud de tu perro.

🐾 Almohadillas y membranas interdigitales

Es la única parte de su cuerpo que sí suda. Durante los días muy calurosos, podrás observar que tu perro deja una pequeña huella de vaho en el suelo al caminar que se debe a la evapotranspiración. Procura mantener esta zona libre de pelo apelmazado, suele producirse en los golden retrievers o perros de pelo largo. Recuerda que las almohadillas son muy sensibles y es la parte que está en contacto directo con el suelo. Si el suelo de la calle está muy caliente, sus almohadillas pueden sufrir quemaduras. Antes de salir a la calle, haz la regla de los 5 segundos: pon la mano en el asfalto, si te quema, tu perro sufrirá durante su paseo. Aplica vaselina en sus almohadillas después de los paseos para reparar e hidratar los posibles daños que se hayan producido.

💧 Agua

Obviamente, beber agua les permite controlar la temperatura corporal, tal y como nos ocurre a nosotros. Por lo tanto, es imprescindible que tu perro disponga de fuentes constantes de agua fresca. Cámbiale el agua varias veces al día para que pueda refrescarse en todo momento.

🍗 Alimentación

La alimentación es muy importante para favorecer la hidratación de tu perro. Los perros, como animales carnívoros, se hidratan a través de la humedad de su alimento y el cual utilizan para hacer la digestión de forma fácil y ligera. Por desgracia, muchos perros son alimentados con pienso, un alimento con solo un 5% o 10% de humedad en su composición. ¿Por qué es negativo? La falta de humedad en la comida hace que tengan que utilizar sus propias reservas de agua para hacer la digestión, provocándoles una gran deshidratación que tienen que compensar con una ingesta de agua. El riesgo no solo es la deshidratación, sino la probabilidad de torsión de estómago por el efecto del agua tras el pienso.


Sin embargo, la dieta BARF y los menús BARF de Natuka tienen entre un 70% y un 80% de humedad. Esta humedad se traduce en hidratación interna de todo su organismo y en líquido necesario para digerir los alimentos en el estómago sin tener que utilizar recursos extra ni buscar fuentes de agua de forma inmediata. La dieta BARF hidrata a los perros de forma duradera y completa. 

Rutinas durante un episodio de ola de calor

Conociendo cómo funciona el sistema termoregulador de tu perro, podrás actuar correctamente cuando haya una ola de calor o las temperturas sean muy elevadas. Son consejos lógicos y básicos, pero es importante explicarlos para que no quede ninguna duda.

🦮 Paseos

Tu perro tendrá que salir a pasear incluso durante la peor ola de calor. Por lo tanto, deberás tener en cuenta los horarios de paseo, la duración de cada uno de ellos y las zonas por las que pasear (siempre que sea posible).

📆 Horarios

Los paseos deberían reestructurarse durante los meses de verano en general. Te recomendamos que el paseo más completo del día sea el de primera hora de la mañana y/o a última hora de la tarde o primera de la noche. Unas buenas horas serían entre las 6h y 8h de la mañana y a partir de las 22h. Evita, en lo posible, salir a pasear a mediodía.

⏳ Duración

Son preferibles los paseos cortos durante una ola de calor, especialmente los paseos que no hagamos entre la mañana y la noche. Recuerda que es un episodio puntual, así que la clave es adaptarse.

🌳 Zonas de paseo

Si vives en la ciudad donde todo es asfalto, evita ir por la zona soleada o zonas más desnudas de árboles. Como te comentábamos anteriormente, utiliza el truco de colocar la palma de la mano y comprobar si aguantas 5 segundos. Las zonas de césped o tierra son una muy buena opción, ya que se calientan mucho menos que las aceras. Recuerda, además, que los perros pequeños son más sensibles al calor por recibir de forma directa el calor proveniente del suelo.

🎾 Ejercicio físico

En la medida de lo posible, debes limitarlo. No significa que retengas a tu perro permanentemente, pero evita salir a correr con él o los ejercicios de alta intensidad. Si es un perro muy joven y/o enérgico, planifícalo para las horas menos cálidas y por tiempo muy limitado. En estos casos es cuando hay más riesgo que tu perro sufra un golpe de calor.Para mantener una estimulación adecuada, podemos buscar entornos naturales donde pueda explorar tranquilamente. Del mismo modo, potenciar los trabajos de olfato que hagamos con él o actividades cognitivas dentro y fuera de casa: habilidades o juguetes

💦 Hidratación

Lleva siempre agua contigo en una mochila, aunque sea para dar una vuelta alrededor de la manzana de tu casa. Si tu perro padece especialmente el calor y es de un colectivo vulnerable (muy cachorro, anciano, de raza sensible, padece alguna enfermedad cardiovascular o está convaleciente) puedes plantearte el uso de chalecos y colchonetas refrigerantes. Las buenas son muy eficaces.

🏡 Lugar de descanso

Asegúrate que sus lugares de descanso sean lo más frescos posibles y no se calienten en exceso. Y, por supuesto, no lo dejes jamás solo en el coche.

Identificar un golpe de calor en perros

Aunque cumplas todas las recomendaciones anteriores, tu peludo podría sufrir un golpe de calor. Además, hay perros más propensos a tener un golpe de calor como:

  • Las razas braquicéfalas: Bulldog francés, Bulldog Inglés, Pugs o Carlinos, Pekinés, Boston Terrier, Bóxer y Shih Tzu.
  • Los cachorros y senior: tener menor capacidad termorreguladora que los perros adultos.
  • Perros con patologías respiratorias, cardíacas o del sistema nervioso.
  • Perros con sobrepeso u obesidad.

Síntomas de un golpe de calor en perros

Para poder identificar un golpe de calor debes saber cuáles son los síntomas que te van a alertar que tu perro podría sufrir este golpe. Estos síntomas son los siguientes.

  • Jadeo continuo y persistente con hipersalivación
  • Aumento del ritmo cardíaco
  • Mareo, temblores y desorientación
  • Debilidad muscular
  • Encías y lengua azuladas
  • Vómitos
  • Temperatura corporal elevada

Respecto a este último síntoma, podrás comprobar su temperatura al tocarle la cabeza o el pecho. Si se presentan varios síntomas a la vez o si tienes alguna duda, llama inmediatamente a tu veterinario. El veterinario te dará las indicaciones correctas ante la situación y estado de tu peludo. Para apaciguar los síntomas, puedes aplicar agua del tiempo en axilas, cuello y abdomen. Además, de ofrecer agua, pero sin forzar su ingesta. Si no quiere beber, puedes humedecer su boca con tu mano.

NO HAGAS ESTO: bajar su temperatura corporal bruscamente. No uses agua helada o hielo ni sumerjas a tu perro en agua, ya que el contraste podría tener un resultado trágico. No lo envuelvas en toallas o similares.

Quizás también te interesa...

Alejandro Daza

Educador canino cognitivo-emocional

Whatsapp