In your html page, add the snippet and call gtag_report_conversion when someone clicks on the chosen link or button. -->

07/06/2022

Intoxicación en perros y gatos por las fumigaciones en primavera

  1. Época de fumigaciones: primavera
  2. Zonas comunes de fumigación
  3. ¿Por qué se realizan fumigaciones si es tóxico?
  4. Problemas de salud en los animales
  5. ¿Qué perros o gatos tienen más riesgo de intoxicación?
  6. Síntomas de intoxicación por sustancias tóxicas
  7. Formas de intoxicación con sustancias tóxicas
  8. Qué debes hacer en caso de intoxicación por tóxicos
  9. Prevención para las intoxicaciones
  10. Soluciones alimentarias para paliar los síntomas de intoxicación por tóxicos

La primavera es la estación más complicada para nuestros peludos por muchas razones: cambios bruscos de temperatura, aparición de insectos y animales peligrosos, empiezan a comer menos, florecimiento de plantas y flores tóxicas, etc. Por si fueran pocos factores, tenemos que sumarle que empieza la época de fumigaciones.

A finales de marzo hasta principios de junio, los ayuntamientos proceden a fumigar ciertas zonas de la ciudad para prevenir plagas, enfermedades o malas hierbas. Los peludos pueden llegar a intoxicarse simplemente oliendo o lamiendo zonas que hayan sido fumigadas recientemente. Como tutores debemos estar alerta de muchos detalles que pueden perjudicar a la salud de nuestros mejores amigos. Así que si detectas alguno de los síntomas de intoxicación que te contaremos más abajo, acude rápidamente a tu veterinario más cercano.

🌸 Época de fumigaciones: primavera

En España, la época de la fumigación de jardines públicos empieza en marzo y puede extenderse hasta principios de junio dependiendo de la zona. Se realizan durante los meses de primavera porque es la temporada que comienzan a brotar y florecer las plantas y con ellas, las plagas de insectos. La finalidad de la fumigación es eliminar y evitar plagas y la aparición de malas hierbas en las zonas urbanas.

Sin embargo, y como dice el dicho, lo que no te mata, te hace más fuerte. Actualmente empiezan a aparecer especies vegetales resistentes a los herbicidas y la temporada cálida que propicia el hábitat ideal para los insectos y animales peligrosos para los peludos. Esto supone aumentar el número de fumigaciones al año, pudiendo llegar a realizarse hasta 3 fumigaciones anuales. Por ello, la temporada de fumigación cada vez se alarga más y la probabilidad del riesgo de intoxicación es más alta. 

🌳 Zonas comunes de fumigación

Si crees que por vivir en medio de la ciudad, tu perro se salva de sufrir este tipo de intoxicación, déjanos decirte que te equivocas. Pensar que los herbicidas y plaguicidas sólo se utilizan para espacios públicos como parques o jardines urbanos de grandes dimensiones es un error. La realidad es que estas sustancias nocivas para los animales se distribuyen por toda la ciudad.

Podemos encontrar árboles fumigados en las orillas de las aceras de las calles más céntricas, arbustos situados en la entrada de las urbanizaciones privadas, de empresas privadas y públicas o alrededor de los parques infantiles. Si eres de las personas que madrugan, puedes encontrar a los trabajadores pulverizando el producto sobre los árboles o las aceras desnudas. El fin de esa actividad es evitar el crecimiento de las malas hierbas que puedan crecer entre los baldosines de la acera y dañar la infraestructura. Así como evitar las plagas de insectos que puedan causar un problema a los animales domésticos y a la actividad de las personas.

Cuando pasees con tu perro, deberás estar muy atento cuando pases por zonas verdes para que no coma, lama u olisquee demasiado ciertas zonas. Especialmente durante el rato que lo dejes suelto para que pueda correr, conectar con la naturaleza y, en definitiva, ser perros. Estos lugares, al disponer de una mayor área verde, suponen un riesgo para los peludos al pisar las zonas contaminadas, olisquear o incluso comer parte de estos vegetales. Aunque no debes olvidar que también podría intoxicarse en el mismo camino asfaltado nada más salir de casa si ha habido una fumigación reciente.

No debes olvidar, que los pesticidas son utilizados también en zonas de cultivo. De este modo, se evita que el producto que se va a vender para el consumo, sea destruido por insectos, pájaros o que puedan crecer menos por la aparición de plantas no deseadas. Tanto para nuestra salud como para la salud de los peludos, es extremadamente importante limpiar correctamente las verduras y frutas o, mejor aún, comprar aquellas libres de pesticidas.

😟 ¿Por qué se realizan fumigaciones si es tóxico?

El uso de pesticidas tiene varios objetivos:

  • Prevenir, destruir o controlar las plagas de animales e insectos
  • Regulador del crecimiento de plantas
  • Defoliante y desecante de plantas
  • Uso como estabilizador de nitrógeno

Los pesticidas se utilizan para controlar plagas y enfermedades procedentes de mamíferos como las ratas y ratones. Así como el control de seres vivos de pequeño tamaño como las garrapatas y mosquitos. En la agricultura y en los espacios públicos suelen tener otras funciones como controlar el crecimiento de la mala hierba, evitar enfermedades o la infestación de insectos. Existen muchos tipos de pesticidas que pueden ocasionar un problema grave de salud en los peludos y que podemos encontrar en la calle:

  • Desinfectantes: controlar los microorganismos
  • Herbicidas: mata o inhibe el crecimiento de malas hierbas
  • Insecticidas: controlar la población de insectos
  • Rodenticidas: mata a los roedores como ratas y ratones
  • Preservantes de la madera: evitan el deterioro de la madera de vallas, columpios, etc por la acción de hongos, termitas…

Las empresas de fumigación utilizan diferentes pulverizadores adaptados a la zona a tratar. Sin embargo, pueden suponer un problema de salud tanto para niños como para nuestros animales por la composición del químico que rocían.

😷 Problemas de salud en los animales

Como con cualquier sustancia química, la dosis hace el veneno. Detrás de la fabricación de pesticidas, se llevan rigurosos controles de creación del producto y manipulación del mismo. Sin embargo, al ser productos tóxicos, la forma de uso, el tiempo de exposición y la cantidad influyen a la hora de provocar ciertos síntomas en personas y animales si no se toman las precauciones adecuadas.

Cuando bajamos al parque con nuestro perro en esta época del año, estamos expuestos a estos químicos en el ambiente. Los perros, como animales exploradores y curiosos que son, olisquean, comen, hacen la croqueta y lamen tanto el suelo como las plantas que encuentran a su paso. La presencia de estos pesticidas es peligrosa para ellos, puesto que puede llegar a intoxicar al animal si consume en exceso plantas contaminadas, lame zonas con químicos o ingiere directamente el producto. Si el animal sufre una enfermedad neurológica, está inmunodeprimido, si es cachorro o de pequeño tamaño, en cuyo caso una menor dosis puede tener efectos fatales para ellos.

Pero no nos engañemos, no solo es perjudicial para los animales, los niños también pueden sufrir intoxicaciones, aunque sean leves, si entran en contacto con estos pesticidas. Debemos recordar que los niños se llevan todo a la boca y pueden ingerir algún material contaminado que desemboque principalmente, en problemas gastrointestinales.

🐶 ¿Qué perros o gatos tienen más riesgo de intoxicación?

Es cuestión de estadística, cuanto más tiempo esté el perro o gato en la calle, más probabilidades tendrá de entrar en contacto con estas sustancias químicas. Los perros mini o de tamaño pequeño como los Chihuahua, Yorkshire, Pomerania, etc; los cachorros e inmunodeprimidos son los que pueden sufrir un desenlace peor. 

Si tu perro suele olisquear en zonas verdes, comer plantas o cualquier cosa que encuentre a su paso… ¡PRECAUCIÓN! Recuerda que las zonas verdes pueden estar contaminadas. Si sospecha que puede sufrir una intoxicación acude rápidamente al veterinario.

En gatos ocurre lo mismo, los gatos outdoor tienen mayor probabilidad de enfermar por ingesta de estas sustancias. Además, los gatos cuentan con un comportamiento intrínseco de su especie: el lamido y acicalamiento. Si anda sobre zonas contaminadas y posteriormente se lame las patitas durante su rutina, puede llegar a sufrir alguno de los síntomas mencionados en el siguiente apartado. Como ocurre en perros, si el gato es cachorro o está inmunodeprimido/enfermo el desenlace será peor.

Además, si el animal tiene alguna patología digestiva y tiene el intestino irritado/inflamado, las defensas estarán debilitadas. De esta manera, los patógenos externos podrán afectar más fácilmente al organismo del peludo, porque su sistema puede absorber mayor cantidad de tóxico y agravar la sintomatología. Por esa razón, es sumamente importante tener un sistema inmunológico fuerte para poder hacer frente a patógenos externos y todo empieza por seguir una alimentación natural.

🔍 Síntomas de intoxicación por sustancias tóxicas

¿Qué síntomas podemos encontrar en un animal intoxicado? Los síntomas dependen del grado de intoxicación, pero podemos encontrar síntomas leves como la hipersalivación o síntomas neurológicos graves que terminen con la vida del animal. Estas dolencias podemos encontrarlas tanto en perros como en gatos outdoor que entren en contacto con pesticidas (de menor a mayor gravedad):

  • Jadeo excesivo
  • Inquietud, nerviosismo
  • Ojos irritados
  • Hipersalivación
  • Aumento de la sed y por consiguiente aumento de la micción
  • Irritación de la piel
  • Náuseas y vómitos
  • Dolor abdominal
  • Diarrea
  • Diarreas hemorrágicas
  • Fiebre
  • Dilatación de pupilas (midriasis)
  • Debilidad generalizada
  • Desorientación
  • Somnolencia
  • Dificultad respiratoria
  • Taquicardias
  • Hemorragia por orificios como el hocico
  • Temblores
  • Rigidez muscular
  • Convulsiones
  • Parálisis
  • Muerte

👅 Formas de intoxicación con sustancias tóxicas

Ya hemos mencionado algunas, pero es importante recalcar las vías de intoxicación según la especie:

🐶 Intoxicación en perros

La intoxicación puede darse por ingesta del tóxico directamente, por ingesta de material contaminado como plantas o palos. Otra forma de contaminación es por contacto de las almohadillas o la trufa de material contaminado, por contacto estrecho de la piel del cuerpo con plantas rociadas de químicos o por pulverización directa.

🐱 Intoxicación en gatos

La intoxicación puede darse por ingesta del tóxico directamente, por ingesta de un animal contaminado (ej. raticidas), por ingesta de plantas contaminadas. También puede darse por el contacto de las almohadillas y la trufa, por acicalamiento de zonas del cuerpo que han estado en contacto con el químico, por contacto estrecho de la piel del cuerpo con zonas rociadas de químicos y por pulverización directa.

🐾 Qué debes hacer en caso de intoxicación por tóxicos

Como siempre, la prevención es el mejor remedio contra la enfermedad. Puedes consultar en el Ayuntamiento de tu ciudad sobre las fumigaciones y las zonas en las que se han realizado para evitarlas durante los paseos.

Si ya es demasiado tarde y crees que tu animal ha podido entrar en contacto con el pesticida, ve directamente al veterinario. Si está lejos de casa y tienes que coger el coche, lo primero que debes hacer es lavar con una toalla mojada en agua las zonas que hayan podido contaminarse: hocico, comisura de la boca, almohadillas. Prepáralo todo y ve al veterinario lo antes posible.

🙅🏻‍♀️ Prevención para las intoxicaciones

Es lógico pensar que alejarse de zonas contaminadas será nuestra primera tarea. Por supuesto, evitar zonas de riesgo es el primer paso para proteger a nuestros peludos de cuatro patas. Otra medida importante sería la limpieza con agua abundante de almohadillas, hocico y boca al terminar el paseo. Así, si nuestro amigo ha entrado en contacto con sustancias nocivas, evitaremos que las absorba por la piel.

🥕 Soluciones alimentarias para paliar los síntomas de intoxicación por tóxicos

Como ya habéis visto, muchos de los síntomas en una intoxicación por pesticidas están relacionados con el aparato digestivo o con la piel. Por lo tanto, habrá distintas formas de paliar estos síntomas.

Síntomas digestivos

 El intestino es el segundo cerebro del cuerpo e influye directamente en nuestro sistema inmunitario. Para tratar los problemas como diarreas, vómitos, náuseas, etc, será importante reparar ese intestino. Para ello es fundamental realizar una dieta blanda y una buena suplementación.

  • Sopa de moro: también conocida como sopa de zanahorias. Es un gran aliado para expulsar toxinas de nuestro intestino y evitar que se absorban. Además es muy sencilla de realizar y a muy bajo coste.
  • Probióticos: grandes aliados para mantener y reparar la microbiota intestinal. Podemos usar Kéfir, yogurt natural, vegetales fermentados o tripa verde.
  • Dieta blanda: lo ideal es ofrecer un ayuno de unas 12h, en las cuales solo tome la sopa de moro para eliminar las toxinas. Poco a poco, ofrecemos probióticos en ayunas y posteriormente preparamos un menú sencillo de fácil digestión con pavo/pollo/conejo hervido y calabaza cocida y triturada.

Síntomas cutáneos

¿Y si nuestro perro ha reaccionado teniendo picores y erupciones cutáneas? En este caso la dieta blanda sigue siendo una buena opción, pero habrá que dar algún otro suplemento como:

  • Omega 3: puede ser de krill o pescados, preferiblemente de pequeño tamaño para evitar metales pesados. Puede encontrarse en formato cápsulas o aceites. Es un antiinflamatorio natural, ayudando a la protección de la piel y además, reduciendo la hinchazón provocada por la reacción alérgica a las toxinas.
  • Dieta alta en Omega 3: si no hay síntomas digestivos asociados, lo ideal es dar unos días de menú con pescado para aumentar los niveles de omega 3 de manera natural.
Métodos de pago Visa Mastercard Paypal Transferencia
Pago seguro
Natukabarf Valoraciones con ekomi.es
Whatsapp