💥 Envío gratuito a partir de 79€ 💥
23/12/2022

Plantas tóxicas para perros y gatos

  1. Laurel
  2. Aloe Vera
  3. Lirios
  4. Muérdago
  5. Flor de Pascua
  6. Philodendron
  7. Diefembaquia
  8. Azalea

Si eres un amante de las flores o las plantas y también tienes un perro o gato en casa, este artículo te interesa. Si no lo sabías, algunas plantas domésticas pueden ser tóxicas para los perros y los gatos y es importante conocer cuáles son para poder proteger a nuestros amigos peludos. Muchas plantas tóxicas pueden causar problemas gastrointestinales, respiratorios y neurológicos y, en algunos casos, pueden incluso ser letales. Es importante mantener las plantas tóxicas fuera del alcance de nuestras mascotas y asegurarse de que no tengan acceso a ellas en casa, en el jardín o durante el paseo.

Antes de contarte cuáles son estas plantas, queremos recordarte que si sospechas que tu peludo ha consumido alguna planta tóxica, es importante llamar a un veterinario de inmediato. Incluso si tu perro o gato solo ha masticado una pequeña cantidad de la planta, es mejor ser precavido y buscar atención veterinaria. Con un poco de conocimiento y precaución, puedes proteger a tu peludo de las plantas tóxicas y disfrutar de la compañía de tu amado amigo peludo sin preocupaciones.

8 plantas peligrosas para tu mascota

1. LAUREL

Es importante tener en cuenta que el laurel (Laurus nobilis) puede ser tóxico para los perros y los gatos debido a la presencia de eugenol y otros aceites esenciales. Estos compuestos pueden causar problemas digestivos en estos animales, como salivación excesiva, vómitos, diarrea, dolor abdominal y obstrucciones. Es importante asegurarse de no condimentar la comida de tu perro o gato con laurel y mantener esta planta lejos del alcance de estos animales.

Además, en los gatos la intoxicación con laurel puede ser especialmente peligrosa debido a su hábito de acicalarse y a que la absorción tópica de estos compuestos tóxicos es más fácil. Los síntomas de intoxicación en los gatos pueden incluir temblores, ataxia, insuficiencia respiratoria y hepática y bajada de la temperatura corporal. Como curiosidad, el laurel también es tóxico para los caballos.

Los síntomas de intoxicación pueden aparecer incluso después de varias horas o incluso días después de la ingestión. Por lo tanto, es importante estar alerta y buscar atención veterinaria de inmediato si sospechas que tu mascota ha consumido esta planta tóxica.

Laurel

2. ALOE VERA

El Aloe Vera (Aloe Barbadensis) es una planta suculenta que puede proporcionar muchos beneficios tanto interna como externamente a los perros y gatos. Tiene propiedades digestivas, cicatrizantes, antiinflamatorias e inmunoestimulantes. Existen 4 hierbas medicinales que aportan muchos beneficios a los peludos. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el Aloe Vera también puede ser tóxico para estos animales si se consume de manera incorrecta.

El látex amarillo que se encuentra entre las hojas y el gel de la planta contiene aloína, un químico natural que puede causar alergias, irritación en las mucosas gastrointestinales y tiene propiedades laxantes. Si un perro o gato consume aloína, puede experimentar vómitos y/o diarrea. Por lo tanto, es importante asegurarse de utilizar solo el gel del Aloe Vera sin la aloína, el látex y las hojas para evitar estos síntomas.

Si deseas utilizar Aloe Vera para tratar a tu peludo, es importante consultar a un profesional para asegurarte de que estás utilizando la parte correcta de la planta y que estás siguiendo las instrucciones adecuadas.

Aloe Vera


3. LIRIOS

    Los lirios son una planta que todas sus partes son muy tóxicas para los gatos y perros: el tallo, las hojas, las flores y el polen. Es importante tener especial cuidado con esta flor si tienes gatos en casa, incluso si no muestran interés en la planta. El polen de los lirios puede adherirse a las patas y el pelo de los gatos cuando caminan cerca de la planta. Entonces, al lamerse mientras se acicalan, pueden intoxicarse y desarrollar una insuficiencia renal fatal en menos de 3 días.

    Los síntomas de intoxicación en los gatos pueden incluir vómitos, pérdida de apetito, letargia, poliuria y polidipsia, deshidratación e insuficiencia renal. Dependiendo del tipo de lirio, puede ser una emergencia médica y es crucial actuar rápidamente para mejorar el pronóstico del animal.

    Por otro lado, los perros que comen lirios pueden tener molestias estomacales leves, pero no desarrollan insuficiencia renal como los gatos. Una vez más, es importante mantener los lirios fuera del alcance de tu mascota o directamente, evitar tener esa planta en casa.

    Lirio

    4. MUÉRDAGO

      El muérdago, la típica planta navideña, es una planta que contiene lectinas y foratoxinas, que son las principales sustancias químicas tóxicas para los peludos. Estas sustancias pueden afectar el corazón de los perros y los gatos, causando presión arterial baja y frecuencia cardíaca más lenta.

      La intoxicación por muérdago solo ocurre si el animal consume una gran cantidad de esta planta. Los síntomas de intoxicación en perros y gatos pueden incluir malestar gastrointestinal, vómitos, diarreas, dificultad para respirar y comportamiento extraño. También pueden experimentar debilidad debido a la presión arterial baja o a la frecuencia cardíaca lenta.

      Es importante tener en cuenta que el tratamiento de la intoxicación por muérdago dependerá de la cantidad de la planta que el animal haya consumido y de la gravedad de los síntomas. En casos leves, es posible que se recomiende sólo un seguimiento y observación para asegurarse de que los síntomas no empeoren. En casos más graves, es posible que sea necesario administrar medicamentos para controlar los síntomas y estabilizar al animal. En casos extremos, es posible que sea necesario realizar una intervención quirúrgica para extraer el muérdago del sistema del animal. Es importante proporcionar toda la información relevante, como la cantidad de muérdago que se sospecha que el animal ha consumido, para que el tratamiento sea el más adecuado.

      Muérdago


      5. FLOR DE PASCUA O POINSETIA

      Es muy común tener una flor de pascua en casa durante la temporada navideña, pero debemos tener en cuenta que esta planta es tóxica para los perros y los gatos. Por lo tanto, es importante no tener esta planta en casa si tienes mascotas, o si la tienes, asegurarte de que está fuera de su alcance.

      La flor de pascua contiene una savia lechosa en su interior que puede ser muy irritante para la boca y el estómago de los perros y gatos si se ingiere. Si el animal consume solo una pequeña cantidad de esta planta, los síntomas de intoxicación pueden incluir salivación excesiva, vómitos y diarreas. Si consume grandes cantidades, los síntomas pueden ser más graves. Además, la savia de la flor de pascua puede causar irritaciones en la piel y los ojos si entra en contacto con estas áreas sensibles

      Del mismo modo que ocurre con el muérdago, el tratamiento por intoxicación dependerá de la cantidad de ingesta de la planta por parte de tu perro o gato. En casos leves, simplemente será un seguimiento de su evolución; en casos más graves, se recomendará la administración de medicamentos para estabilizar los síntomas de intoxicación del animal; pero en casos más extremos, probablemente se recomiende la hospitalización u operación quirúrgica.

      Flor de pascua

      6. PHILODENDRON

      Todas las partes de las plantas de Philodendron son tóxicas para los perros y los gatos, ya que contienen cristales de oxalato cálcico insolubles. Estos cristales se liberan cuando los animales mastican la planta, causando un dolor agudo en la boca y la garganta. El Philodendron es una de las plantas domésticas más típicas en los hogares de nuestro país. Por eso, se vuelve imprescindible conocer la toxicidad de esta planta para los tutores de perros y gatos.

      Si el animal consume Philodendron, los síntomas de intoxicación pueden incluir hipersalivación, irritación de la piel y la boca, inflamación de la garganta, dificultad para respirar, dolor, ardor y malestar estomacal. El tratamiento de la intoxicación por Philodendron dependerá de la cantidad de la planta que el animal haya consumido y de la gravedad de los síntomas. Es importante seguir las instrucciones del veterinario y proporcionar toda la información relevante para que el tratamiento sea el más adecuado.

      Philodendron

      7. DIEFFENBAQUIA

      La Diefembaquia es una planta perteneciente a la familia de las aráceas, lo que significa que es pariente de las plantas de Philodendron. Al igual que las plantas de Philodendron, todas las partes de la Diefembaquia son tóxicas para los perros y los gatos.

      La savia de la Diefembaquia contiene cristales de oxalato cálcico insolubles que pueden irritar las mucosas y causar hipersalivación, hipertrofia de la lengua, úlceras, vómitos y dificultad para comer. La ingestión de la Diefembaquia también puede causar problemas renales y respiratorios. Si tu perro o gato tiene contacto con la savia de la Diefembaquia, puede causar inflamación de la córnea y posible ceguera temporal.

      Si crees que tu peludo ha ingerido Diefembaquia, busca atención médica veterinaria ipso facto para obtener el tratamiento necesario. Una vez más, el tratamiento de la intoxicación por Diefembaquia dependerá de la cantidad de la planta que el animal haya consumido y de la gravedad de los síntomas

      Diefembaquia

      8. AZALEA

      La Azalea o Rododendro es una planta altamente tóxica para los perros y gatos. Contiene principios tóxicos en sus flores y hojas, que pueden provocar irritación de la boca y del tracto digestivo, vómitos, diarreas, bradicardia (ritmo cardiaco lento), taquicardia (ritmo cardiaco rápido), dificultad para respirar. En casos graves, incluso pueden darse hipotensión, es decir, presión arterial baja, convulsiones, coma y la muerte del animal.

      Es fundamental tener precaución al tener esta planta en casa y asegurarse de que los perros y gatos no tengan acceso a ella. En caso de creer que tu peludo ha consumido parte de la Azalea, es necesario acudir de inmediato al veterinario para recibir el tratamiento adecuado. Además, es importante tener cuidado al manipularla y evitar el contacto con la piel y los ojos, ya que la savia puede irritar las mucosas y causar inflamación de la piel y de los ojos. En caso de contacto con la savia, es recomendable lavarse bien las manos y en caso de contacto con los ojos, enjuagar con agua de inmediato.

      Azalea

      Quizás también te interesa...

      Whatsapp