Chat with us, powered by LiveChat

Las 3 maneras de pasar a dieta BARF con tu perro

23/10/2019

¿Cuál es la mejor manera de cambiar a mi perro a dieta BARF? 

Cuando te planteas cambiar la alimentación de tu perro a barf, la primera duda que surge es ¿Por donde empiezo? ¿Puede hacerlo de un día para otro? ¿Hay algo peligroso o que no puedo pasar por alto? Y es que en algo desconocido por muchos profesionales, y en el cual no se ponen de acuerdo, resulta difícil saber cual es la manera adecuada de hacer el cambio a la nutrición natural.

La verdad, es que hay varias formas de hacer el cambio, algunas más rápidas o aconsejables que otras, y eso es lo que vamos a explicarte en este artículo.

2 Errores muy frecuentes

Una vez descubierta la alimentación Barf y sus beneficios para nuestro perro, estamos deseando que coma esos platos tan vistosos y suculentos que aparecen por internet. Esto, hace que se quiera ir demasiado deprisa, y es uno de los errores más frecuentes. Vas a tener muchos días para preparar esos platos tan nutritivos, así que no te impacientes y empieza con buen pie, poco a poco.

El otro error más frecuente, es no adaptarnos al animal. Aunque la dieta BARF tenga unos porcentajes básicos y orientativos, siempre hay que adaptarnos individualmente a nuestro animal, y eso te va a ser de ayuda durante toda su vida.

Las 3 maneras de pasar a dieta BARF a tu perro

1 - Cambio a dieta barf con ayuno

Es la forma más rápida y simple de hacer el cambio con tu perro. Consiste en dejar de dar el pienso, hacer un ayuno de 24h, y empezar con un menú completo de dieta barf. Los inconvenientes que presenta esta forma, es que no todos los perros pueden hacer ayuno (cachorros, perros senior o con determinadas patologías...) la flora intestinal no está adaptada a los diferentes alimentos, por lo cual, se nos puede presentar un cuadro digestivo, y no nos  ayudaría a descartar reacciones alérgicas a algún alimento, ya que estaremos mezclando muchos ingredientes de golpe sin saber cual es el detonante del problema si lo hubiera.


2 - Cambio a la dieta BARF con dieta Mixta

Consiste en mantener una toma de pienso al perro e introducir una toma de dieta BARF. A groso modo, calculamos la cantidad de pienso diaria y le daríamos la mitad, y con la ración diaria de BARF hacemos lo mismo.

Es muy importante no mezclar pienso y alimentación cruda, debido a que las digestiones son diferentes, nos podría llegar a causar algún problema debido a la fermentación de alimentos. Por tanto, dejaremos al menos 8 horas de diferencia entre ambos alimentos, un ejemplo, es ofrecer al perro el pienso por la noche y la dieta BARF por la mañana.

Es una forma de cambio a la dieta natural muy utilizada, y hay muchos propietarios que optan por alimentación mixta como base de la nutrición para sus perros. No obstante, seguro que después de empezar a ver los cambios y sus beneficios, acabarás ofreciendo una alimentación 100% natural a tu animal. Piensa que aunque una alimentación mixta es mucho más acertada, el pienso seguirá tapando ciertos beneficios de la alimentación barf.

Esta forma quedaría descartada para aquellos animales que presentan sensibilidad digestiva, al suponer un cambio diario muy brusco, puede causarles malestar y molestias, además de algún problema digestivo.


3 - Cambio a la dieta BARF con dieta blanda

Es la forma más acertada y permite adaptarte al ritmo de cambio de tu perro, y a su organismo. 

Se empieza ofreciendo una dieta de fácil asimilación: 80% de carne de pollo / pavo y 20% de calabaza o zanahoria cocidas. 

Pasados unos días, y, siempre que nuestro perro se encuentre bien, vamos a ir introduciendo poco a poco y uno a uno diferentes alimentos, de esta manera, si algo sienta mal sabremos que ha sido lo último que hemos introducido.

Un ejemplo:

  • Día 1- 4 : dieta blanda
  • Día 4 a 8 : quitamos algo de carne de la dieta blanda y añadimos un poco de hueso carnoso (podemos utilizar huesos carnosos triturados para facilitar el proceso)
  • Día 9 a 13: quitamos algo más de carne de la dieta blanda + hueso carnoso + un poco de víscera.
  • Y así sucesivamente.

Puede parecer un poco engorroso, pero de esta manera conseguiremos que el pH de su estómago vuelva al pH ácido natural, y que su microbiota intestinal se adapte progresivamente a la nueva alimentación (pensad que antes comía lo mismo todos los días). 

Además, es la mejor forma para descartar alergias alimentarias, ya que como añadimos alimentos uno a uno, sabemos si alguno está siendo detonante de esa reacción. No nos serviría para las intolerancias, ya que tienen una respuesta inmunitaria más tardía.

Importante en cualquiera de las opciones

Ayúdate de probióticos naturales para facilitarle las digestiones y reequilibrar su microbiota intestinal. Un ejemplo de probióticos fáciles de conseguir, son los yogures y el kéfir. Este último ha demostrado mejoras en las digestiones1 de perros, y presenta más cantidad de bacterias beneficiosas que el yogur.

Si aún así tienes alguna duda, acude a un profesional. Invertir en salud y en nutrición es lo mejor inversión que puedes hacer por tu perro.

Fuentes: 

Kim, D. H., Jeong, D., Kang, I. B., Lim, H. W., Cho, Y., & Seo, K. H. (2019, mayo). Modulation of the intestinal microbiota of dogs by kefir as a functional dairy product.

Adrian Conde

Estudiante del Doble Grado en Veterinaria y Ciencia y Producción Animal. 

Miembro de la Raw Feeding Veterinary Society

@adrianconde.vet

Métodos de pago Visa Mastercard Paypal Transferencia
Pago seguro