💥 Envío gratuito a partir de 79€ 💥
08/04/2022

¿Cómo cambiar de pienso a dieta BARF a mi gato?

La transición del pienso a la dieta BARF en los gatos puede ser una auténtica odisea o un paso muy sencillo. Los gatos son animales muy especiales en cuanto los cambios de rutinas o en la introducción de novedades. Se les cataloga muy frecuentemente como neofóbicos, es decir, que tienen miedo de todo lo nuevo y desconocido para ellos. En este caso sería un miedo muy evidente: nuevo olor, nuevo sabor, nueva textura y nueva temperatura.

Sin embargo, tu actitud durante este proceso será determinante para conseguir el objetivo de conseguir una alimentación BARF 100% completa. Es importante que no fuerces a tu gato, deja que coja confianza con su nueva comida y gestione sus tiempos. Tú, actúa con normalidad y ten paciencia. Los beneficios de la dieta BARF para la salud de los gatos es razón suficiente para seguir con el cambio. 

En este artículo te contaremos las diferentes maneras de hacer la transición del pienso al BARF. Así como todo lo que necesitas saber sobre la cantidad que debe comer diariamente según su edad, peso y actividad. Especialmente, si tienes un gato adulto que lleva años comiendo pienso, te interesa conocer todos estos detalles. ¡Vamos a ello!

Transición directa a BARF

Los gatos más jóvenes y aquellos que se han acostumbrado a comer variedad de alimentos, no necesitan muchos trucos. La transición es mucho más sencilla y más rápida, pero es necesario que hayan unos días de adaptación de su organismo a la nueva alimentación.

🍗 ¿Qué necesitas para hacer la transición?

⏳ ¿Cuánto tiempo dura la transición?

La transición dura alrededor de 15 días, pero dependerá de la adaptación de tu gato. Si en algún momento tu gato presenta vómitos recurrentes, deberás volver 5 días más a la etapa previa. De esta manera, nos aseguramos de que el organismo del gato va adaptándose poco a poco a las digestiones de ingredientes naturales.

📊 Etapas de la transición a BARF

  • Primera etapa: de 1 a 6 días

En esta primera etapa le debes dar un 75% de carne de pollo o pavo cocido y un 25% de calabaza cocida de su ración diaria. Es importante que durante estos primeros 6 días tanto el pollo o pavo como la calabaza estén cocinados previamente.

  • Segunda etapa: de 7 a 10 días

En la segunda etapa, empezaremos a darle ingredientes crudos. El pollo o pavo debe representar un 60%, añadiremos también un 20% de corazón crudo y un 20% calabaza cocinada.

  • Tercera etapa: de 11 a 15 días

Durante estos días, le daremos la bienvenida al menú de pavo y conejo de Natuka. Este menú es perfecto para hacer la transición de los gatos de pienso a dieta BARF, ya que son dos carnes bajas en grasas y muy asimilables. Tienes que ofrecerle un 95% del menú de pavo y conejo y un 5% de calabaza cocida.

  • Cuarta etapa: transición completa

A partir del 15 día, ya puedes darle el 100% del menú de pavo y conejo. Mantén este menú durante otros 15 días más antes de empezar con el menú de pollo y vaca u otras proteínas.

Transición por fases a BARF

Los gatos adultos o aquellos que han comido una única comida durante toda su vida son propensos a rechazar la comida natural. Bueno, rechazan el BARF o cualquier otro tipo de comida que no sea su alimentación habitual. En estos casos, cárgate de paciencia porque la transición puede ser bastante lenta. Si quieres conseguir que tu gato coma 100% dieta BARF, vas a necesitar seguir unas fases y utilizar algunos trucos para ello.

🤏🏼 Raciona el alimento

Los gatos pueden gestionarse ellos mismos las tomas durante el día si tienen comida a libre disposición, lo que se denomina como ad libitum. Sin embargo, la alimentación BARF no permite que esto sea así por cuestiones higiénicas. ¿Te imaginas dejar tu filete todo el día fuera de la nevera? Pues sería lo mismo. Por lo tanto, si tu gato está acostumbrado a tener acceso a la comida durante todo el día, primeramente debes acostumbrarle a comer por tomas. Recuerda que los gatos comen entre 3 y 5 veces al día en pequeñas cantidades.

💧 Del pienso a la comida húmeda

Si a tu gato le gusta la comida húmeda, entonces puedes pasar directamente a alimentarlo con comida húmeda completa y eliminar totalmente el pienso. Prioriza las latas de calidad y con un mayor porcentaje de proteínas de origen animal.

Sin embargo, si tu gato también es reacio a las latas de comida húmeda deberás hacer una pequeña transición. La transición se debe hacer mezclando un poco de comida húmeda en el pienso. De manera gradual, debes reducir la cantidad de pienso y aumentar la cantidad de comida húmeda hasta conseguir que sus tomas sean 100% de comida húmeda

🥩 De la comida húmeda al BARF

Tienes que seguir la misma dinámica que en la transición del pienso a la comida húmeda. En este caso, debes mezclar una pequeña cantidad del menú de pavo y conejo con su comida húmeda. Del mismo modo, progresivamente ve disminuyendo la cantidad de comida húmeda y aumentando la cantidad de BARF. Sigue así hasta conseguir que sus tomas sean 100% alimentación natural BARF.

🧆 Truco para los gatos más rebeldes: el rebozado

Si no hay manera de que tu gato coma comida húmeda, ¡tenemos un truquito para ti! Se trata de rebozar el menú de pavo y conejo en pienso triturado como si de un San Jacobo se tratase. Poco a poco debes reducir el rebozado de pienso hasta conseguir que tu gato se adapte al sabor, al olor y a la textura del BARF.

Cantidad de comida diaria de BARF para gatos

La ración diaria que debe comer un gato puede variar principalmente por tres factores: edad, peso y actividad física. Especialmente, los gatos cachorros comen más cantidad de comida en proporción a su peso porque están en la etapa de crecimiento. Por ello, vamos a dividir los porcentajes entre gatos cachorros y gatos adultos.

🐱 Gatos cachorros

Los gatos se consideran cachorros a nivel físico hasta los 6 meses aproximadamente, aunque hay razas que no se consideran adultos hasta los 12 meses. Desde el mismo destete, los cachorros pueden (y deben) comer alimentación natural BARF. De hecho, en estado salvaje es la propia madre quién les proporciona este alimento, ya que los gatos son animales 100% carnívoros

🐈 Gatos adultos

En los gatos adultos se tiene en cuenta el grado de actividad diaria, especialmente si son gatos de exterior o interior. Si tu gato es de exterior, debes tener en cuenta que suelen salir a cazar, por lo que debes controlar su peso regularmente para evitar el sobrepeso.


Cómo calcular la cantidad según el porcentaje

El cálculo es muy sencillo, solo necesitarás una calculadora para poder hacerlo. Vamos a poner un ejemplo práctico para que puedas seguirlo:

"Un gato adulto de 4kg con una actividad baja necesita un 3%"
4 x (0.03) = 0.12kg > 0.12x1000 (lo pasamos de kg a gramos) = 120 gramos

Debes tener en cuenta que todos los cálculos son aproximados porque cada gato tiene un metabolismo diferente. El gato se tiene que mantener en un peso estable y peso ideal, sino deberás ajustar las cantidades para conseguir esta estabilidad. 

Condición corporal de tu gato

Es muy importante que seas honesto con tu gato y sepas si realmente se encuentra en su peso óptimo. Si tu gato está pasadete de peso o muy delgado, te servirá de guía para saber si debes aumentar o disminuir su ración diaria. La obesidad de los animales domésticos como el perro y gato está a la orden del día por la mala alimentación y la baja actividad. ¿Te puede sonar, verdad? La obesidad es una de las enfermedades más comunes entre estos animales.

La báscula y el veterinario serán las herramientas más eficaces para saber su estado corporal. Sin embargo, está tabla podrá ayudar para hacerte una idea sobre la condición corporal de tu gato.

  • Estado en bajo peso

Los gatos que están por debajo del peso ideal suelen presentar muy poca densidad muscular y los huesos son visibles fácilmente como las costillas o la columna vertebral. Tienen una cintura muy marcada y no tienen prácticamente grasa en toda la zona torácica.

  • Peso ideal

Los gatos que están en su peso ideal tienen una ligera capa de grasa en toda la zona torácica que hace que los huesos no se vean, pero sí deben notarse al tacto. Tienen una cintura definida, pero sin marcarse lo suficiente como para apreciar las protuberancias. Algunos gatos suelen tener la bolsa primordial, que es la típica barriguita colgando de los gatos.

  • Sobrepeso

Los gatos con sobrepeso presentan una capa de grasa abundante en toda la caja torácica. Generalmente, la cintura no se aprecia a causa de esta grasa, al igual que los huesos al tacto. Estos gatos tienen una barriga distendida de grasa, no bolsa primordial.

Disfruta de un -10% de descuento + envío gratuito en tu primera compra en toda nuestra web

Whatsapp