💥 Envío gratuito a partir de 79€ 💥
10/05/2016

Las ventajas de la carne de caballo en la dieta BARF para perros

La carne de caballo es una de las más nutritivas por la calidad y el valor biológico de su proteína. Además, la carne de equipo es la carne más rica en ácidos grasos esenciales Omega3. Se recomienda para todo tipo de perros, pero especialmente para perros de actividad alta, perros con alergias, cachorros en desarrollo o dietas de crecimiento y recuperación muscular en animales que han estado convalecientes.

Carne de equino en la dieta BARF

El ejercicio de este animal atlético que vive en total libertad y la alimentación totalmente natural a base del pasto. ¿por qué es relevante el físico y vida del animal? Cómo haya vivido y su actividad física, proporciona un mayor porcentaje de fibras musculares rojas, bajas en grasas saturadas y muy altas en hemoglobina y Omega3.  A diferencia de la estabulación y de la cría intensiva de animales, el pastoreo natural en libertad como ocurre con los caballos, hace que estos animales adquieran una cantidad mucho mayor de antioxidantes, lo que ayuda a que la vida útil de la carne sea más larga.

La alimentación de estos animales está totalmente exenta de pesticidas, fertilizantes y transgénicos. La carne ecológica de caballo que utilizamos en Natuka proviene de Fincas Sarbil (Navarra), una empresa de origen familiar comprometida con la producción ecológica y sostenible.

Recomendable para perros con alergias alimenticias

La carne de equino es muy recomendable para perros con alergias o intolerancias alimentarias. Al ser una fuente de proteína muy poco común en la alimentación comercial para mascotas, es difícil que el animal haya desarrollado algún tipo de alergia por contacto con este alimento. Además si la carne de caballo es de origen ecológico, el peligro de alergias es mucho menor, ya que no exponemos al organismo del animal a sustancias tóxicas o metales pesados que a veces el hígado no es capaz de detoxificar.

Perros con Leishmania y anemia

Por su alto contenido en hierro, la carne de caballo puede ser de gran ayuda para perros que por Leishmaniosis han desarrollado algún tipo de anemia. La carne de equino es una de las mayores fuentes de hierro de origen animal y adquiere su color rojo intenso precisamente por la elevada cantidad de mioglobina. El hierro participa en la formación de hemoglobina, proteína encargada de transportar el oxígeno en la sangre a todas las células, de ahí su importancia en la cadena respiratoria. Una baja cantidad de hierro en el organismo del animal puede producir mala síntesis proteica y deficiencia inmunitaria.

La leishmania canina es una enfermedad parasitaria que se transmite a través de la picadura del flebotomo, un tipo de mosquito. El flebotomo está presente en climas suaves y en España, desde primavera hasta otoño cuando empiezan a bajar las temperaturas. Aunque debido a cambio climático y al aumento de las temperaturas generales, cada vez hay más casos de Leishmania durante las épocas frías. ¿Cómo puedes detectar que tu perro puede padecer Leishmania? Algunos de los síntomas más comunes son los siguientes:

  • Ingesta abundante de agua
  • Orina más veces y en más cantidad
  • Alopecia alrededor de la nariz, orejas y ojos
  • Crecimiento desproporcionado de las uñas, uñas frágiles o se rompen fácilmente
  • Puede presentar dolores en articulaciones, músculos o zonas concretas
  • Hemorragia nasal
  • Alteración en los riñones
  • Vómito, diarrea o heces de color rojo oscuro o negro

      La alimentación BARF y en concreto la carne de caballo ayudan a contrarrestar los síntomas comunes de la Leishmania, especialmente en síntomas cutáneos y digestivos. La alimentación cruda ayuda a recuperar los niveles normales de pH estomacal de los perros al no ingerir químicos ni exceso de carbohidratos. Esto permite que la asimilación de nutrientes y el fortalecimiento del sistema inmunológico sea posible.

      Perros deportistas de alto rendimiento o en recuperación

      La carne de caballo es una de las más proteicas, ligeramente por encima de la carne de ternera y la de buey. Prácticamente un 20% la carne magra del caballo es proteína, o lo que es lo mismo, 20 gramos por cada 100 gramos de la carne de caballo son proteínas.

      La gran cantidad de zinc en esta carne hace que la asimilación de su proteína y su digestibilidad sea mucho más alta que la de otras carnes. Su valor biológico es del 90% siendo muy recomendable para la recuperación muscular y de tejidos para perros deportistas o que hayan estado convalecientes. El zinc de la carne de caballo facilita al organismo la asimilación y el almacenamiento de la insulina que interviene en el aprovechamiento metabólico de los nutrientes y en la respiración celular. Esto hace que la carne de caballo sea especialmente buena para perros de alto rendimiento que necesitan un gran aporte energético.



      Whatsapp