La dieta BARF paso a paso

La Dieta BARF paso a paso

Por suerte cada vez hay más dueños de perros y gatos que optan por alimentar a sus animales con dietas naturales, basadas en carne, huesos carnosos, órganos, vegetales, etc. Esto es lo que se conoce como dieta BARF, o en castellano ACBA (Alimentación Cruda Biológicamente Apropiada).

Esta es la manera de retornar a nuestros animales a su dieta evolutiva con todos los beneficios que la dieta BARF implica para su salud. Aprende en Natuka como hacer platos basados en alimentos crudos a tu perro, cantidades, recetas , ejemplos y mucho más...

¿Por qué Barf?

Alimentar a nuestros perros y gatos con dietas naturales es lo que se conoce como dieta BARF, o en castellano ACBA (Alimentación Cruda Biológicamente Apropiada). Su creador es un veterinario, el Dr. Ian Billinghurst, quien al observar el deterioro que estaban sufriendo sus perros, comenzó a alimentarlos con alimentos crudos y a realizar los estudios que finalmente le llevarían a descubrir al mundo la dieta BARF, una alimentación basada en carne, huesos carnosos, órganos, vegetales, etc que permite a nuestros animales retornar a su dieta evolutiva.

Beneficios de la dieta BARF


Peso ideal
Peso ideal
Salud perfecta
Salud perfecta
Digestiones ligeras
Digestiones ligeras
Articulaciones fuertes
Articulaciones fuertes
Pelo brillante
Pelo brillante
Salud bucal
Salud bucal

¿No sabes como empezar con la dieta natural con tu perro?

Transforma la vida de tu perro

Si queremos que nuestros perros y gatos alcancen todo su potencial genético en cuanto a su salud, longevidad, actividad física y reproducción se refiere, su dieta se debe parecer lo máximo posible a su dieta evolutiva, que es para lo que su cuerpo está diseñado. El perro y el lobo comparten un 99,8% de sus genes, y con los gatos no cabe ninguna duda de que son carnívoros estrictos.

Por qué dar Dieta BARF
Miedo a las bacterias
Alergias

La comida natural cruda mejora la vida de tu perro o gato

Entre los beneficios de la dieta natural observarás: incremento de energía y vitalidad, incremento de la masa muscular, desaparición de problemas dentales y limpieza bucal, desaparición de problemas de piel e infecciones de oídos, mejora y en ocasiones desaparición de artritis y problemas articulares, mayor hidratación, resistencia a parásitos internos y externos, no hay peligro de diabetes ni problemas reproductivos, etc.
Incluso hay muchos testimonios de propietarios y adiestradores que afirman que mejora el comportamiento de los perros.

¿No sabes como empezar con la dieta natural con tu perro?

Por qué dar los alimentos crudos a mi perro o gato

A mucha gente el miedo a determinados patógenos les puede llevar a cocinar la carne para sus perros o gatos, pero el caso es que la carne no representa ningún peligro para nuestros amigos que están equipados perfectamente para lidiar con las posibles bacterias que pudiera haber en la carne cruda; su saliva y sus jugos gástricos tienen propiedades altamente antibacterianas, que deshacen las posibles bacterias y el alimento con rapidez. Si echas cuentas el único animal que cocina los alimentos es el hombre. Si la alimentación cruda fuera tan peligrosa para los perros y los gatos ¿No se habrían extinguido hace mucho tiempo?
Recuerda que perros y gatos han estado comiendo presas crudas durante miles de años.

La carne contiene vitaminas, enzimas y antioxidantes que con las altas temperaturas de la cocción se destruyen. Cuanto más alta sea la temperatura y más largos los tiempos de cocción el valor biológico del alimento es menor. Al eliminar las enzimas digestivas de la carne, nuestra mascota debe emplear más recursos y energía para digerirla. La carne cruda sin procesar, mantiene sus enzimas digestivas intactas, lo que da la posibilidad a nuestro perro o gato de dedicar todos sus recursos a tareas metabólicas importantes como la detoxificación, cosa que fortalece el sistema inmune y da resistencia ante las enfermedades.

Ingredientes de la dieta BARF

Los porcentajes e ingredientes de la dieta BARF los marca la dieta evolutiva de nuestros perros y gatos, o lo que estos comerían en estado salvaje, por lo que los menús se deben parecer lo máximo posible.

Ingredientes de la dieta BARF

Huesos carnosos crudos

Los huesos carnosos son el elemento principal de la dieta natural cruda y cubren la mayor parte de las necesidades de tu perro o gato, siendo la fuente principal de energía, agua, proteínas, grasas, minerales, vitaminas, enzimas y antioxidantes.

Aunque lo ideal sería proporcionar huesos carnosos y carnes magras de procedencia ecológica, ya que su valor nutritivo es mucho mayor y la contaminación química es casi nula, cualquier carne con un origen fiable aunque no sea ecológica, producirá unos resultados nutricionales que están a años luz de los que proporcionan los piensos y alimentos comerciales para mascotas. La proteína procedente de los huesos carnosos es muy superior en cuanto a valor biológico se refiere, que la de los alimentos procesados. Esta proteína no está dañada por el calor de la cocción y conserva todos sus aminoácidos.

Las fuentes de proteína desnaturalizadas y de baja calidad derivan a medio plazo en problemas de crecimiento, anemias, pérdida y debilidad muscular, problemas articulares, debilidad del sistema inmune, etc. Sólo hace falta visitar las clínicas veterinarias para darnos cuenta.

Con los huesos carnosos no sólo queda completamente balanceada y cubierta la necesidad de los dos minerales principales fósforo y calcio, sino muchos otros como el zinc, magnesio, yodo, manganeso, hierro, etc.

Los huesos son muy ricos en grasa, lo que es esencial en la dieta de tu animal. No obstante aunque la media de huesos carnosos sea 45%, si el perro tiene sobrepeso sería recomendable bajar la cantidad de hueso y al revés si este tiene una actividad alta o está flaco.

¿Qué huesos carnosos utilizar en la dieta BARF ?

Cualquier parte del animal donde el hueso sea medianamente blando, y permíteme que insista:"LOS HUESOS CRUDOS". Nunca cocines los huesos que vaya a ingerir tu perro, la perdida de humedad hace que estos se astillen con facilidad y formen filos muy peligrosos. Puedes darle alas de pollo o pavo, cuellos, carcasas de aves o de conejo, falda y cuello de cordero. Los huesos al ser masticados se ablandan aun más y forman una pasta que no supone ningún peligro para el animal. Los huesos de muslos de aves o de conejo nunca han de darse descarnados, ya que aunque estén crudos, pueden astillarse y ser peligrosos, esto no ocurre cuando se dan con su parte de carne correspondiente.

No se debe dar un sólo tipo de hueso carnoso, la variedad es importante en la nutrición de tu perro o gato. Además hay un estudio reciente de casos de hipertiroidismo en perros por comer de forma recurrente cuellos de pavo o pollo. No hay ningún peligro en darles cuellos, pero el uso repetitivo día tras día puede causar problemas a largo plazo.

Huesos triturados

En las primeras tomas de dieta BARF debemos vigilar a nuestro perro para ver que mastica de forma correcta los huesos. Hay perros que por ansiedad por la comida o por que son muy posesivos, podrían tratar de tragarse los huesos sin masticar y eso si es un problema. No es lo normal, y no suele haber muchos casos de obstrucciones por los huesos en perros, y prácticamente ninguna en gatos, pero se recomienda la vigilancia durante la ingesta sobre todo al inicio, y que los trozos de alimento sean lo suficientemente grandes para obligar al perro a masticar.

No obstante si ese es el caso de tu perro, o tiene problemas dentales por la edad, se pueden triturar los huesos con una máquina picadora eléctrica con la suficiente potencia como para triturar carcasas, cuellos o alitas. Mucha gente que se inicia en la dieta BARF empieza con huesos triturados; es también una forma muy útil para hacer la transición a la alimentación natural cruda en gatos.

Ya sean enteros o triturados, en ningún caso debes de confeccionar las recetas naturales de tu perro o gato sin incluir la parte proporcional de hueso, ya que la carencia mineral y el desequilibrio entre fósforo y calcio conllevaría a problemas graves.

Los huesos recreativos

Los huesos grandes duros de ganado (rodillas o cañas de ternera por ejemplo) son llamados huesos recreativos y benefician al perro psicológicamente, ya que les entretiene muchísimo y generan endorfinas. Además le proporciona una magnifica higiene dental

La carne tiene una gran importancia en la dieta BARF

Un aporte brutal de proteínas, grasas, minerales e infinidad de nutrientes, que ayudarán a tu perro a la reconstrucción de tejidos y a importantes procesos metabólicos.

Carnes blancas, carnes rojas y diferentes tipos de pescados blancos y azules siempre crudos serán tu aliado a la hora de confeccionar la dieta individual de tu animal.

Recuerda que la premisa principal, a parte de seguir los porcentajes que nos marca la dieta natural, es rotar entre diferentes fuentes de proteínas, te recomendamos al menos 4, para conseguir una dieta realmente completa y rica en nutrientes.

Vísceras y órganos

Los órganos y las vísceras deben de sumar el 10% de la dieta BARF de tu perro, y de 15% a 25% en la de tu gato

Por supuesto que al igual que los huesos carnosos, los órganos deben estar frescos, darse crudos y tener una procedencia de confianza. Los órganos son la carne que contiene mayor densidad de nutrientes, entre ellos proteínas, ácidos grasos, minerales, vitaminas y encimas.

El hígado es uno de los mayores concentrados de vitamina A de la naturaleza y una de las mejores fuentes de hierro, mineral esencial este último para el sistema inmune y la generación de anticuerpos.

El hígado se debe dar una vez por semana, o en pequeñas dosis varios días de la semana.

Como el hígado es el encargado de la filtración de las toxinas, es muy recomendable que este órgano sea de origen ecológico.

Las frutas y verduras hay que darlas siempre crudas y trituradas

Como la de todos los carnívoros la dentadura de nuestros perros y gatos no está preparada para masticar vegetales, sino para triturar huesos y desgarrar carne. Sólo pueden mover la dentadura de manera vertical, y sus molares y premolares no son planos sino afilados. Además la saliva de nuestras mascotas no contiene la enzima amilasa, la cual ayuda a descomponer los carbohidratos presentes en algunos vegetales.

Las verduras y frutas tienen una pared celular muy rígida de celulosa, que nuestros perros y gatos por su incapacidad para masticar en horizontal no pueden romper. Si te das cuenta en estado salvaje, los vegetales que comen los animales carnívoros ya se encuentran triturados y semi-digeridos en el estómago y en los intestinos de sus presas. Es por eso que para que sean capaces de asimilar toda la riqueza de los nutrientes vegetales los debemos de triturar bien.

Para ello podemos hacer uso una batidora o un robot de cocina.

Frutas prohibidas por toxicidad en la dieta BARF

Uvas, pasas, membrillo, nuez de macadamia

Suplementos en la dieta BARF

El resto de la dieta BARF se puede completar con complementos que ayudan a perfeccionar todavía más la dieta. Los más comunes son: el aceite de pescado, las algas marinas, el kéfir, la levadura de cerveza, la cúrcuma o el “Golden paste”, hongos, ralladura de coco, etc

¿No sabes como empezar con la dieta natural con tu perro?

¿Qué cantidad de Alimentación Natural Cruda le debo dar a mi perro o gato?

No es fácil hacer una tabla exacta de la cantidad de dieta BARF que le debes de dar a tu mascota. La cuantía de alimento varía mucho y depende de factores como el tamaño, la raza, la especie, la actividad, la edad, si el animal está en su peso o no, etc.
El total de alimentos naturales que tu perro o gato necesita diariamente puede oscilar entre un 1,5% y un 10%, por supuesto que es un rango muy amplio y para ajustar las tomas de nuestro amigo habrá que considerar los factores anteriormente mencionados en cada caso.

Cantidad de Dieta BARF

Por lo general se debe de dar más alimento a los animales más jóvenes, a las razas pequeñas o mini, a los que están por debajo de su peso, a los que tienen mucha actividad y a los cachorros. Así un perro pequeño de 2 kilos, joven y de alta actividad podría llegar a requerir hasta un 8% diario de su peso corporal de dieta BARF (160gr), mientras que un perro adulto de 45 kilos y de actividad baja sólo necesitaría un 1,5% diario de su peso corporal (675mg).

Transición progresiva a la dieta BARF

Si hacemos la transición de nuestro perro o gato del pienso a la dieta natural o dieta BARF demasiado rápido, con frecuencia pueden aparecer problemas gastrointestinales. Según la doctora veterinaria Karen Becker en muchos casos los dueños, que cada vez tienen más información, de repente se dan cuenta de que el alimento procesado que le dan a su mascota o la marca es realmente mala y lo tiran a la basura, pasando directamente a darles alimentación cruda. 

Estos animales, si además llevan mucho tiempo alimentándose del mismo alimento procesado de baja calidad día tras día, es muy probable que les dé gastroenteritis y diarrea. 

transición progresiva a la dieta BARF

Habrá veterinarios que en lugar de culpar al cambio tan drástico de dieta, lo pueden relacionar equivocadamente con bacterias en la carne cruda, provocando un miedo infundado en el propietario hacia lo que es en realidad la alimentación más saludable para nuestros perros y gatos.
La carne en buen estado no representa ningún peligro para nuestros animales, como recordatorio decir que sólo los humanos cocinan en el reino animal.

Por otro lado cuando le das alimentos naturales a tu mascota, nunca debes mezclar las tomas con el pienso ya que los tiempos de digestión son totalmente diferentes y esta confusión digestiva puede producir gases.

Introducción progresiva de la dieta BARF

Lo más recomendable en mascotas sin problemas digestivos es introducir el alimento crudo en pequeñas cantidades o como premio y vigilar las heces. Si estas son normales podemos ir incrementando la cantidad durante varios días, y si las cacas continúan sólidas ya podríamos sustituir una toma de pienso por el nuevo alimento. Si después de varios días no hay ningún problema digestivo ya podemos hacer la transición completa a la dieta BARF sin peligro.

En perros y gatos que llevan muchos años comiendo el mismo alimento seco procesado, la transición podría durar semanas o incluso algún mes pero los beneficios de la dieta BARF para su salud son tantos, que realmente merece la pena el cambio y tener paciencia.  

3 cosas que debes saber del cambio a la dieta BARF

1. Con la dieta natural cruda verás que las heces de tu mascota cambian radicalmente y pasan a ser mucho menos abundantes y más duras. No te asustes! La asimilación de nutrientes es mucho mayor y el desecho baja drásticamente. No obstante algunos alimentos comerciales que ofrecen dieta BARF congelada carecen de fibra, y si la cantidad de hueso es muy alta pueden estreñir al animal. Vigila que esto no pase, y si es así no dudes en incluir verduras y vegetales triturados en un 15% a sus tomas.

2. El consumo de agua disminuye ya que el animal se está hidratando mucho a través del alimento. Ten en cuenta que la carne magra puede llegar a tener hasta un 75% de agua, mientras que el pienso para mascotas sólo tiene un 10% de humedad.

3. En ocasiones entre el primer y tercer mes de la transición a BARF el animal pasa por un proceso de detoxificación, este se produce a través de la piel, las mucosas y el intestino. El perro mudará el pelo por uno nuevo más sano y brillante, pueden aparecer legañas y también verás mocos en las heces.

Todo esto es un proceso de desintoxicación natural que no debe preocuparte, al contrario es algo que celebrar ya que el perro o gato está expulsando un montón de residuos y toxinas acumuladas por años.

Estos tres puntos son totalmente normales, pero si no los sabes te pueden asustar y echar atrás en tu camino hacia la dieta biológicamente más adecuada a la naturaleza de tu perro o gato.

Listado de Faqs

La dieta BARF

Los beneficios de la dieta natural cruda para la salud de tu perro son innumerables:  aumento de su energía y vitalidad, disminución del olor corporal gracias a la mejora de su piel y pelaje, optimización y fortalecimiento del sistema inmune, peso ideal, huesos y músculos fuertes, reducción de infecciones y brotes alérgicos, ciclo digestivo saludable, flora intestinal fuerte, dientes sanos y sin sarro. 

Para que florezca todo el potencial y la plenitud de la salud de tu perro, el 90% de la ración diaria de su comida debería de ser de origen animal y cruda, ya que como animal carnívoro es para lo que su metabolismo está diseñado.

La práctica de alimentar a cualquier animal con alimentos crudos biológicamente apropiados para su especie, es lo que se conoce como dieta BARF o ACBA.


1- La transición directa

Si bien con el cambio directo a la dieta natural cruda no suele haber ningún problema y es lo más simple y rápido, habrá que tener siempre en cuenta la salud y la edad del perro, los años que lleva comiendo alimentos procesados, y si se le ha alimentado con alimentos frescos con anterioridad.

Para hacer la transición directamente deberemos optar por alimentos y proteínas de fácil digestión, y como siempre vigilar las cacas que serán nuestra guía en el proceso.
Con Natuka siempre recomendamos empezar con los tacos de pollo o pavo para habituar al animal al hueso carnoso, y a partir de aquí empezar a introducir más ingredientes hasta completar los porcentajes de la dieta BARF.

Autores como Ian Billinghurst dicen que puede ser de ayuda antes de la transición un día de ayuno, sobre todo con perros que se extrañan ante el nuevo alimento. De esta manera el perro detoxifica en cierta medida el organismo, y además tendrá hambre cuando le ofrezcamos su nueva comida.

Como regla general al hacer el cambio radical a la dieta BARF, lo mejor es dividir la cantidad diaria de alimento en pequeñas tomas para enfrentar a nuestro perro a menos cantidad de alimento de cada vez. Esto es sobre todo importante en perros de razas grandes donde una toma sería mayor en peso.
Si bien un perro adulto comería dos tomas diarias, al hacer este tipo de transición lo recomendable sería hacer 3 o 4 tomas diarias más pequeñas.

* La transición directa puede no ser la forma más recomendable de pasar a BARF para perros mayores, perros con problemas digestivos o bien con el sistema inmune débil.

Los perros que llevan muchos años comiendo piensos procesados, tienen el sistema digestivo muy debilitado y podrían no tolerar este cambio directo, provocándoles vómitos y diarrea.

2 – La transition progresiva.

Es la forma más recomendable en perros mayores o con con problemas digestivos.
Introduciríamos las primeras veces el alimento crudo en pequeñas cantidades o como premio, y buscando como siempre alimentos y proteínas de fácil digestión (te recomendamos los tacos de pavo de Natuka)

Lo más adecuado es ofrecerle el alimento nuevo separado de las tomas de su comida principal, ósea si le das dos tomas (mañana y noche) al medio día podría ser un buen momento.

Como siempre vigilamos las heces que serán nuestra guía en la transición. Si estas son normales podemos ir incrementando la cantidad durante varios días o incluso semanas, y si las cacas continúan solidas ya podríamos sustituir una toma de pienso por el nuevo alimento y hacer una dieta mixta durante un tiempo.

Si ves que no se desestabiliza, ya podemos hacer la transición completa a la dieta BARF sin ningún problema.

* Recuerda que no se deben mezclar nunca en la misma toma los alimentos frescos de la dieta BARF con el pienso, las digestiones son muy distintas en tiempo y podría provocar gases y problemas intestinales.

Es muy difícil hacer una tabla de consulta con las cantidades exactas que debe comer un perro, ya que hay muchas variables que pueden afectar a la hora de calcular el alimento, como la raza del perro, el tamaño, el nivel de actividad, el metabolismo e incluso el clima o la estación del año.

Para facilitarte el trabajo, puedes calcular sus tomas a través de nuestra calculadora BARF. 

No obstante, utiliza tu sentido común y vigila con regularidad si tu perro coge o pierde peso para corregir si fuera necesario las tomas; es especialmente importante con perros de raza grande o gigante mantenerles en su peso durante el crecimiento para que crezcan a un ritmo normal y evitar problemas de displasias.

* Recuerda que las tomas se deben calcular partiendo del peso ideal del perro. Ósea si tu perro pesa 30kg pero debería pesar 25kg, las tomas diarias las calculamos partiendo de esta última cantidad.

No hay ningún problema en pasar a la dieta natural cruda a un perro mayor; lo único es que deberás hacer la transición más despacio y progresivamente, utilizando carnes de fácil digestión como las utilizadas en nuestros pack de iniciación.

En el caso de perros mayores que han estado toda la vida alimentándose con piensos procesados, es recomendable añadir probióticos durante la transición para reforzar la flora intestinal a la par que introducimos los nuevos alimentos. Puedes usar simplemente yogur natural o bien utilizar un suplemento probiótico.

Empezaríamos a introducir el alimento crudo como premio y alternando los días, hasta que poco a poco lleguemos a sustituir una toma de su alimento actual por una toma BARF.

Las vísceras y verduras las introduciríamos al final de la transición, ya que vísceras como el hígado son muy grasas y podrían desestabilizar a tu abuelete. No obstante una vez hecha la transición, sus menús deben de estar compuestos por un 10% de víscera para que su dieta sea completa y balanceada, no dejando de lado minerales y vitaminas esenciales. Con esos mismos porcentajes es como están confeccionados los menús completos de Natuka.

Por supuesto que sí, de hecho es la mejor manera. Desde que das el paso a la dieta natural con tu perro le estás ahorrando una parte enorme de hidratos de carbono, que son los principales culpables del sobrepeso en los perros que comen pienso, que por desgracia son la mayoría.

Debes calcular las tomas con lo que sería su peso ideal o un poco menos, y evitar que las recetas sean altas en grasa.  Utiliza menús basados en carnes bajas en grasa como pueden ser el de pavo y conejo, o el menú de conejo, hasta que el perro baje de peso.

Después podrás hacer una dieta variada normal sin ningún problema y el perro se mantendrá en su peso, volviendo a subir de actividad y vitalidad.

Los menús de Natuka van congelados y hay diferentes formatos dependiendo de la variedad que elijas.

Formatos

1kg 

– Las medidas de la caja de 1kg son 26 x 13 x 6 cm
– Cada caja de 1kg trae 4 salchichas de 250g cuya medida es 10cm de largo x 6cm de diámetro

7,5kg

- Las medidas de la caja de 7,5kg son 33 x 22 x 22 cm
– Cada caja trae 15 salchichas de 500g cuya medida es 20cm de largo x 6cm de diámetro

Limpio y sin riesgo a quemaduras por congelación



Para su correcta conservación deberás meter los productos de Natuka en tu congelador hasta el día antes de su consumo.

Una vez descongelado, se podrá conservar en el frigorífico por un máximo de tiempo de unos dos días dependiendo de la temperatura del frigorífico. El tratamiento es el mismo que el de cualquier producto cárnico picado.

El producto no hay que cocinarlo, ese es uno de los principales beneficios de la dieta natural BARF

En los alimentos crudos libres de exposición a altas temperaturas se respetan vitaminas, proteínas, aminoácidos esenciales y antioxidantes, haciendo su biodisponibilidad mucho mayor.

Esto es lo que hace que la dieta basada en alimentos de origen animal crudos sea lo biológicamente más apropiado y beneficioso para tu perro.

Para dar nuestros menús a tu perro sólo tendrás que dejar el alimento un día antes en la nevera para que se descongele. Es recomendable sacarlo media hora antes de su consumo del frigorífico para que esté a temperatura ambiente.

Los menús completos de Natuka ya sean triturados o enteros están basados en los porcentajes exactos de la dieta BARF incluyendo verduras y vísceras, por lo que se pueden considerar alimentos equilibrados y completos.

No obstante es recomendable no estancarnos en un sólo alimento y enriquecer la dieta de tu perro variando entre menús diferentes para rotar las fuentes de proteína y aminoácidos, cubrir diferentes trazas minerales, vitaminas, etc.

También puedes complementar durante la semana los menús de Natuka con otros alimentos naturales como pueden ser huevos y sardinas (muy ricos ambos en Omega3), yogur, tripa verde (para reforzar intestino y sistema inmune), traqueas de vaca (gran fuente de colágeno para proteger y reforzar articulaciones), tomas individuales de carne, etc.

Si haces una dieta BARF variada, rotando entre diferentes tipos de menús que incluyan variedad de huesos carnosos, carnes magras, vísceras y verduras como son los menús de Natuka, tu perro tendrá cubiertas todas sus necesidades y no tendrá ninguna carencia alimenticia.

Los suplementos se pueden usar para enriquecer aun más la dieta de tu amigo o para casos o problemas específicos. Por ejemplo un perro que ha tomado por enfermedad o cirugía antibióticos durante un largo periodo de tiempo, deberá regenerar la flora intestinal y será recomendable añadir un probiótico o kéfir a su dieta.

Puedes rotar entre diferentes suplementos durante el año para enriquecer la dieta de tu perro como por ejemplo:

-El alga espirulina o las algas Kelp, muy ricas ambas en micronutrientes y trazas minerales que ayudan a fortalecer el sistema inmune del perro y a la detoxificación de su organismo.

-El Aceite de salmón o de pescado, gran fuente de omega3 para cubrir cualquier posible carencia.
(Los animales estabulados que proceden de ganadería intensiva y no viven ni pastan en libertad, generan una cantidad muy pobre de omega3 y mucha cantidad de grasas saturadas. Por eso y muchos otros motivos es siempre recomendable utilizar carnes de origen ecológico)

-La tripa verde, un super-alimento cargado de enzimas digestivas y probióticos, rico en vitamina B y ácidos grasos esenciales con un porcentaje de calcio y fósforo perfecto de 1:1.

-Levadura de cerveza, un suplemento rico en ácidos grasos y antioxidantes que ayuda con la salud de la piel y el pelaje de tu perro. En primavera y verano es perfecto para repeler parasitos como pulgas, garrapatas y mosquitos.

-Otros complementos con los que puedes enriquecer la dieta de tu amigo son: el aloe vera, el ajo, el aceite de coco, el kéfir, la cúrcuma, etc.

1. Una vez que empieces a darle dieta natural cruda a tu perro sus heces serán mucho menos abundantes y más duras.

Esto es debido a que la asimilación de nutrientes es mucho mayor y el deshecho por lo tanto baja.

No obstante no abuses de la cantidad de hueso carnoso para no estreñir a el animal, y si utilizas tacos de pollo o de pavo varía también entre menús completos que llevan verduras y vísceras, cubriendo así la parte de fibra, o bien añade a los tacos de pollo o de pavo verduras y carne magra.


2. El consumo de agua disminuye por que tu perro se hidrata a través del alimento. La carne puede llegar a tener hasta un 75% de agua, mientras que el pienso comercial para perros o gatos sólo tiene un 10% de humedad.

3. Entre el primer y tercer mes del paso a la dieta natural cruda o BARF el animal puede pasar por un proceso de limpia o desintoxicación que se produce a través de la piel, las mucosas y el intestino. El perro mudará el pelo por uno nuevo más sano y brillante, pueden aparecer legañas y también verás mocos en las heces.

Todo esto es un proceso de natural que no debe preocuparte, al contrario es algo que celebrar ya que el perro está expulsando un montón de residuos y toxinas acumuladas por años.

Si, puedes ofrecerle una toma de pienso y otra de dieta BARF a tu perro en el mismo día, y ya estarás dando un salto enorme en la nutrición de tu amigo. Pero NUNCA debes mezclar en la misma toma los dos alimentos pienso y BARF, las digestiones son muy diferentes y puede haber problemas digestivos.

Calcula bien las tomas de cada alimento y no hay mayor complicación, si tu perro tiene que comer diariamente un 2% de su peso corporal de Natuka, le tendrás que dar un 1% en una toma por la mañana por ejemplo, y con el pienso si te recomiendan 200g diarios le tendrás que dar 100g en la toma de la noche.

Al introducir la dieta natural cruda a tu perro aunque sólo sea de manera mixta, estarás añadiendo proteína y aminoácidos de alta calidad, mejorando el equilibrio de grasas, y bajando la ingesta excesiva de hidratos común en todos los alimentos secos comerciales.

No tiene por qué, muchas personas realizan una dieta mixta combinada de BARF y pienso y no tienen ese problema.


El miedo a dar carne cruda a tu perro por las bacterias está totalmente infundado, los perros como carnívoros están perfectamente equipados para lidiar con la carne y los huesos de sus presas, ten en cuenta además que todos los ingredientes utilizados en Natuka pasan rigurosos controles de calidad, y el origen son los mismos ingredientes que podrías usar para tu alimentación, teniendo una variedad además ecológica libre de cualquier tipo de contaminación química.

Si la dieta la confeccionas tu mismo hay varios factores que deberías tener en cuenta:

-Si utilizas pescado, deberás congelarlo al menos tres días para evitar patógenos como el anisakis.

-Nuestro consejo es que seas precavido y que no utilices la carne de cerdo sin cocinar, sobre todo por la pseudorabia o enfermedad de Aujesky.

En Natuka no utilizamos la carne de porcino por esta razón; aunque se supone erradicada en España, no hay controles de esta enfermedad ya que no afecta a los humanos.

Todo lo contrario, el crecimiento de un cachorro a partir de 4 meses, que come dieta BARF transcurre a un ritmo normal y se prolonga algo más en el tiempo, que es lo natural, evitando así problemas de crecimiento rápido y de huesos, más comunes en las razas grandes.

No obstante aunque las tomas de un cachorro son mucho mayores a las de un perro adulto, no le sobrealimentes y vigila que no engorde para que crezca a un ritmo normal y no nos excedamos con los minerales. Esto es especialmente importante con los perros de raza grande.

¿No sabes como empezar con la dieta natural con tu perro?

Métodos de pago Visa Mastercard Paypal Transferencia
Pago seguro