Chat with us, powered by LiveChat

12/10/2021

Cómo elegir el mejor material para tu perro

¿Sabes cómo elegir el mejor material para tu perro?

Al entrar en una tienda o consultar una web sobre artículos para perros te asaltan mil dudas. Incluso si lo que estás mirando es algo tan específico como, por ejemplo, un arnés: ¿Qué talla debo coger? ¿Qué tipo de enganche será el correcto? ¿Y el material? ¿Le resultará cómodo? Y así, hasta el infinito y más allá.

En este artículo, vamos a tratar de concretar qué debes tener en cuenta a la hora de elegir material esencial para tu perro (correa, arnés/collar) y accesorios (abrigos, botas, chalecos). Por cierto, antes de empezar a usar cualquiera de ellos en la calle, intenta acostumbrarlo antes poco a poco en casa.

Material esencial

Correa

  • Tipo: existen básicamente dos tipos, fijas y extensibles.
    • Las fijas están más enfocadas a uso urbano o donde haya menos espacio abierto, a trabajos que requieran de mayor precisión o a perros que, por ley, deban utilizar este tipo. Es la correa por definición y no debería faltar en ningún hogar con perro.
    • Las extensibles, comúnmente conocidas como flexis, están más orientadas a paseos en semilibertad y a perros impulsivos a quienes la tensión constante de este tipo de correas ayuda a descargar emocionalmente. Son muy interesantes para zonas abiertas donde no puedas soltar a tu perro, de manera que pueda simular ir suelto, pero bajo tu control

.

  • Longitud: Busca un mínimo de 2 o 3 metros si es correa fija y un mínimo de 5 metros si es extensible. De este modo, tu perro dispondrá de un radio suficiente para explorar y moverse con comodidad. Y, si lo estás pensando: no, no va a tirar más porque tenga más correa, en todo caso, tirará menos.

  • Material: Intenta que la correa sea lo más ligera posible sin comprometer su seguridad. Las correas de cuero con anillas o cadenas de eslabones metálicos son cosa del pasado. Busca una buena correa de nylon, las hay engomadas para facilitar el agarre, y tu perro lo agradecerá enormemente. Con el mosquetón, lo mismo, no estás amarrando un barco, sino un perro. Un buen mosquetón no necesita ser gigante; además este peso lo notan mucho especialmente los perros pequeños.
  • Calidad: No es por ser sibaritas, pero intenta no comprar la correa en cualquier sitio. Fíate de buenas marcas que fabriquen buenas extensibles, ya que la calidad de la bobina es esencial, y elige correas que presenten buenos acabados.

Collar

Aunque somos partidarios de priorizar arneses, hay ciertos perros que se sienten invadidos por estos y que prefieren collar. Si vas a elegir un collar, recuerda estos dos datos: ancho, cómodo y el cierre metálico. Algunos perros con la cabeza muy estrecha, como los galgos, requieren de un tipo particular de collar, los martingale. Collares de ahorque, de pinchos o de impulsos eléctricos, ¡fuera de nuestras vidas para siempre!

Arnés

Aquí te vas a encontrar con un sinfín de posibilidades. Vamos a resumirlos en dos generalidades.

  • Enganche.
    • En la espalda. Es el arnés de paseo por definición. El enganche puede estar a la altura de los hombros, por detrás de los hombros o al final de la espalda (este último tiene sentido en actividades deportivas muy concretas). Nuestra recomendación es el enganche por detrás de los hombros.
    • En el pecho. Son los conocidos como arneses anti-tiro. Si crees que necesitas uno, ponte en contacto con un profesional de la educación canina, ya que no todos lo necesitan.
    • ¡Huye de estos enganches! De todos aquellos que presenten sistemas de doble correaje, partes inmóviles, fajas delanteras que impidan el movimiento natural del perro y de ronzales.

  • Talla. Entre el arnés y el cuerpo del perro, una vez ajustado, deben caber únicamente dos dedos tuyos.

Accesorios

Esto es un cajón de sastre para todo lo que podamos imaginar. Antes de nada, hazte las siguientes preguntas: ¿realmente mi perro lo necesita? Y, si es así, ¿le resultará cómodo?

Vamos a hablar de los 3 más interesantes:

  • Abrigos. La mayoría de perros en España no necesitan abrigo. Sólo lo necesitarán perros de tamaño pequeño que vivan en climas fríos, perros mayores o convalecientes que hayan perdido la capacidad de generar calor por sí mismos. Dicho esto, elige aquellos que queden bien ajustados con cierta holgura para la circulación de aire y sin capuchas. Elige materiales transpirables para la zona de la barriga y, por supuesto, que les permitan hacer sus necesidades.

  • Chalecos refrigerantes. En nuestro clima es cada vez más interesante para perros que se acaloran muchísimo en los meses de calor. Elige uno que se ajuste correctamente a tu perro, porque si le queda grande, la refrigeración será menos efectiva Estos chalecos funcionan liberando humedad mojándolos previamente.

  • Botas. Únicamente para perros mayores o convalecientes con falta de tracción o para actividades deportivas. Un consejo: la talla de las botas delanteras siempre será mayor que la de las botas traseras.


Si has llegado hasta aquí, esperamos que te haya sido útil este artículo. Nuestra recomendación principal es que busques productos de calidad y que se ajusten a las necesidades de tu peludo. Así que antes de cogerle nada, pregúntate: ¿lo necesita? y ¿favorece a su bienestar? Si la respuesta es sí, ¡adelante!

Alejandro Daza

Educador canino cognitivo-emocional

Métodos de pago Visa Mastercard Paypal Transferencia
Pago seguro
Natukabarf Valoraciones con ekomi.es