logo

Select Sidearea

Populate the sidearea with useful widgets. It’s simple to add images, categories, latest post, social media icon links, tag clouds, and more.
hello@youremail.com
+1234567890

Las verduras en la dieta BARF. Qué elegir y qué evitar

Que verduras dar a tu perro

Las verduras en la dieta BARF. Qué elegir y qué evitar

Vertientes en la Dieta Natural

 

Dentro de la Dieta Natural existen dos vertientes, la Dieta BARF que incluye verduras y frutas en un porcentaje de un 10% y otra denominada modelo de presa o “Prey Model” que excluye las mismas y se basa únicamente en carne magra, huesos blandos y órganos.  En Natuka consideramos las dos opciones válidas y completas en cuanto a nutrientes se refiere, siempre y cuando se varíen las fuentes de alimentos frescos y se hagan las dietas según los porcentajes adecuados.

El modelo “Prey Model” excluye cualquier fuente vegetal basándose en el comportamiento del lobo que cuando caza en libertad sacude y vacía las vísceras de las presas grandes evitando así vegetales, cereales o frutos.

No obstante la presa común de perros salvajes son pequeños roedores, conejos y aves que ingieren en su totalidad incluyendo la parte vegetal o de frutos semidigeridos en el intestino.

En Natuka nos decantamos por todos sus beneficios y nutrientes por la Dieta BARF que incluye verduras y frutas.

El nivel de toxicidad debido a la polución, los productos químicos (collares antiparásitos, pipetas, champús), los fármacos, los alimentos procesados, la contaminación en la cadena alimentaria, los metales pesados, etc es tan alto que se hace totalmente necesario introducir alimentos depurativos y antioxidantes en los menús tu perro o gato para limpiar en la medida de lo posible todas esas toxinas de sus órganos filtros que son los pulmones, riñones y el hígado y también de sus tejidos.   

Beneficios de las verduras y las frutas para tu perro

 

Beneficios de las verduras en la dieta BARF

 

1-  Las verduras alcalinizan el cuerpo de tu perro. 

Un entorno alcalino favorece el buen funcionamiento de órganos como el hígado, el corazón, el páncreas y los riñones, a la vez que que evita procesos inflamatorios provocados por un exceso de acidez.    

2-  Con las verduras subimos el rango de nutrientes.

Al añadir vegetales y frutas añadimos más tipos de proteínas, vitaminas, grasas, fibra y fitonutrientes.

3-  Son una excelente fuente de hidratación lo que favorece la función del riñón.

4 – Enorme fuente de Vitaminas.

Si bien hay vitaminas que son escasas en las verduras y frutas como la B12, la B1 o la D que tu perro obtiene principalmente de vísceras como el hígado y el huevo en la Dieta Natural, es cierto que son muy ricas en muchas otras  como la B, la vitamina A, la E y la K.

5 – Gran aporte mineral y depuración.

Verduras como las acelgas o las espinacas son muy ricas en minerales como el calcio, el hierro, el potasio y el magnesio.

Por otro lado existen super-alimentos como el alga espirulina que a parte de su gran riqueza en proteínas, aminoácidos y muchísimas trazas minerales, tiene un gran poder en la eliminación de toxinas, mejora la salud gastrointestinal y las alergias.

6 – Los Fitonutrientes.

Los fitonutrientes sólo se encuentran en los vegetales y están repletos de enzimas, antioxidantes y moléculas antinflamatorias

7- Ricas en fibra y en antioxidantes.

 

Cómo introducir las verduras en la dieta de tu perro.

Para introducir verduras y frutas en la dieta de tu perro estas deben de ir muy trituradas o hechas puré para de esta forma sacar el máximo partido a todos sus nutrientes y beneficiarse de todas estas propiedades.

Las verduras son el único alimento en la dieta BARF que podríamos cocinar o cocer ligeramente para facilitar su digestión, pero recuerda que la exposición al calor es directamente proporcional a la pérdida de nutrientes y aminoácidos, por lo que en Natuka te recomendamos la opción de triturarlas.

El porcentaje ideal en la dieta BARF de verduras y fruta está entre un diez y un quince por ciento. La cantidad de fruta siempre debe de ser menor debido a que por lo general tienen un índice glucémico alto.

Para que te hagas una idea si tu opción es un 15% de materia vegetal, de frutas será suficiente con un 5%.

Prácticamente puedes usar cualquier verdura o fruta de temporada como pueden ser acelgas, espinacas, calabacín, calabaza, apio, pimiento, zanahorias, nabo, naranjas, manzanas, peras, coco, kiwi, plátano, etc

Verduras que debes incluir pero con las que debes ser moderado.

El ajo.

El ajo tiene muchas propiedades que pueden ayudar a tu perro, entre otras es antibiótico natural, antiparasitario, anti-hongos, vasodilatador y previene la formación de tumores. No obstante debes usarlo siempre fresco, crudo, a ser posible ecológico, muy picado y en muy pequeñas dosis. Una vez picado se debe de esperar al menos 15 minutos antes de añadirlo a la toma. Para que te hagas una idea de las dosis, podríamos ofrecer para perros mini de unos 3kg como una sexta parte de una cucharilla de té y hasta una cucharilla entera para perros a partir de 15kg

Crucíferas.

Hay muchos estudios publicados que demuestran que verduras crucíferas como pueden ser el brócoli, la coliflor o las coles de bruselas, previenen e incluso pueden frenar el cáncer promoviendo la muerte celular voluntaria; no obstante estas verduras es recomendable ofrecerlas en pequeñas cantidades o pocas veces al mes, ya que un abuso de las mismas puede deprimir la función de la glándula tiroidea. 

Frutas y verduras que debemos evitar en la dieta de tu perro.

Pueden resultar tóxicas para tu perro las uvas, las uvas pasas, las berenjenas sin cocinar, el aguacate, la cebolla, las nueces de macadamia y las patatas sin cocinar cuando estas están verdes.  Las uvas en particular pueden ser incluso mortales en dosis muy altas, llegando a producir el fallo renal. En pequeñas cantidades producen mareos y diarrea, y si bien hay perros a los que no les afecta y no les resultan tóxicas, ante tal peligro lo mejor es evitarlas. Mi experiencia hace relativamente poco fue bastante mala con mi perrita Suri; como buena podenca decidió robar un pequeño racimo y salir corriendo para que nadie interfiriéramos en su banquete, cuando se lo pudimos quitar ya había ingerido unas pocas que fueron suficientes para que pasara una mañana bastante mala.

En definitiva un aporte extra de nutrientes y vitaminas que pueden hacer todavía más fuerte y feliz a tu perro.